La frase la dejó Ariel Ortega para despedirse de un Monumental repleto para despedir a uno de los máximos ídolos de la historia de River Plate, un emblema del equipo de Núñez y el jugador que heredó la camiseta 10 en la selección tras el retiro de Diego Armando Maradona.

Foto: Télam
Foto: Télam
Ariel Ortega tiene 39 años, jugó 3 mundiales, ganó una Copa Libertadores con River, perdió una final de la Copa Intercontinental ante la Juventus y levantó el último título de River en Primera División (en el Torneo Clausura 2008), pero nunca olvidará el homenaje en el partido que marcó su retiro, junto a jugadores que brillaron junto al jujeño, como Enzo Francescoli, Javier Saviola, Marcelo Gallardo, Juan Pablo Sorín, Ramón Medina Bello, Roberto Ayala y Leonardo Astrada, entre otros.
Empezó a jugar para los «Amigos de Ariel Ortega» y después, en el segundo tiempo, se puso la camiseta que le cambió la vida, la de River y se dio el gusto de jugar con Tomás, de asistirlo para que convierta y fue sorprendido por Andrés Calamaro, amigo del “Burrito” en los 90 en España. El “Salmón” entró con las hijas del 10 y empezó la vuelta olímpica más emotiva de su vida, junto a sus hijos y con flashes desde las tribunas, que parecían estrellas que lo saludaban, porque pasará a la eternidad como uno de los jugadores más importantes de la historia del fútbol argentino.
Enzo ArchivoHay pocos jugadores como Ariel Ortega, su manera de jugar y su físico le da apodo a algunos futbolistas argentinos, es sinónimo de 10, de quiebre de cintura, gambeta y goles, su cara está en las banderas de la gente, como Enzo Francescoli, Ramón Díaz o Ángel Labruna. Al “Burrito” lo van a extrañar todos, desde la pelota y hasta la patria futbolera, se lo recordará como un jugador que tenía que estar suelto en una cancha que no se termina, sin límites, que llevaba la pelota como pocos, que emocionó a todo un país y al mundo entero con magia y, sobre todo, con fútbol.
Desde Ledesma y para todo el mundo
Un chico de Ledesma, un pueblo en Jujuy, esperaba ansiosamente un sobre desde Buenos Aires. Iba al buzón pero no había nada para él, esperaba la citación de un club al que se había ido a probar, hasta que un día le llegó un mensaje desde Núñez para que se sume a River.
Comienzos River ArchivoEl 14 de diciembre de 1991, Ortega debutó en el equipo de sus amores, dirigido por Daniel Alberto Passarella, en la victoria del equipo “Millonario” sobre Platense. Ese año, el club de Núñez se alzó con el Torneo Apertura, pero el pibe de Ledesma, Jujuy, iba a darle más de una alegría. Entre los logros del jujeño están los Torneo Apertura 1991, 1993, 1994, 1996 y la Copa Libertadores 1996.
La carrera de Ortega siguió entre 1997 y 1998 en España, en el Valencia, con Claudio “Piojo” López como compañero y Guillermo Morigi, con las peleas con el técnico Claudio Ranieri, pero con un gol para el recuerdo, cuando él y el ex Racing Club convirtieron para dar vuelta un partido que perdían en el Camp Nou ante el Barcelona. Fueron en total 9 conquistas en 29 partidos para Ortega.
El “Burrito” pasó a la Sampdoria de Italia, donde estuvo hasta 1999, con 8 goles en 27 partidos, uno de ellos muy recordado por cómo la picó contra el Inter para dejar atónito a Gianluca Pagliuca. A los pocos meses, formó parte del Parma junto a Hernán Crespo y tuvo solo tres goles en 18 encuentros, pero con la Supercopa de Italia como máxima conquista.
Libertadores 96 ARCHIVOAllá por el 2000 volvió a River para formar el equipo de los 4 fantásticos con Juan Pablo Ángel, Javier Saviola y Pablo Aimar. Fue así como ganó el Clausura 2000 y 2002, con las apariciones de Fernando Cavenaghi y Andrés D’Alessandro. El segundo ciclo en River fue sumamente exitoso, con 23 goles en 56 partidos y dos títulos. Al poco tiempo pasó al Fenerbache, equipo que dejó por no adaptarse y el club turco pidió que la FIFA lo inhabilite por incumplir el contrato, pero el Newell’s Old Boys que dirigía Américo Gallego lo quería, por eso el club de Rosario negoció con los turcos para destrabar el conflicto y el jujeño se sumó a “La Lepra”, equipo que conquistó el Apertura 2004 con figuras como Fernando Belluschi, Iván Borghello, Rubén Capria y los primeros pasos de Ignacio Scocco. Ortega le marcó a River en Rosario y el gesto lo dijo todo, que había que poner plata si en Núñez lo querían de vuelta.
En 2006 volvió a River, su vuelta a las canchas fue en la goleada por 5 a 0 a San Lorenzo, con un gol recordado por cómo picó la pelota ante Sebastián Saja, con el relato de Atilio Costafebre: “Te quiero hasta el final de nuestras vidas, te amo futbolísticamente, siempre fuiste mío, Ariel, un gol increíble, este gol no merece mi grito, merece el grito de tu gente, te quiero hasta el final”.

En 2008 consiguió el último título de River en Primera División, pero los problemas con el técnico Diego Simeone empezaron por las llegadas tardes y las faltas sin aviso a los entrenamientos. Ortega pasó uno de los momentos más dramáticos de su vida, reconoció que era alcohólico y el entrenador lo separó del plantel.
Baires
Foto: Baires
La carrera de Ortega tuvo que seguir en el ascenso con Independiente Rivadavia de Mendoza (2008). La cuarta y última etapa en River no fue la mejor, cuando entrenaba aparte y Juan José López le comunicó que no lo tendría en cuenta, allá por 2010, un año antes del descenso de River.
El «Burrito» volvió a jugar en All Boys en 2011 y en 2012 estuvo en la Primera B Metropolitana con Defensores de Belgrano. Es una lástima que no se haya retirado oficialmente en River, pero tuvo que llevar un tratamiento para curarse, porque después del futbolista está la persona, que ahora podrá seguir su vida junto a sus hijos, con la tranquilidad de haberle dado todo al fútbol.
Los mejores goles de Ortega en River



El último gol oficial a Boca Juniors en el Apertura 2007

Su paso por la Selección Argentina
Jugó 87 partidos y marcó 17 goles, con un título en los Panamericanos de Mar del Plata 1995, pero ese no fue el comienzo de Ariel Ortega en el equipo argentino. El debut fue en 1993, en un amistoso ante Alemania en el estadio Orange Bowl, en Miami, que Argentina ganó 2 a 1.
Seleccion ArchivoUno de los momentos más importantes en la Selección para Ortega fue a sus 19 años, cuando le tocó reemplazar a Diego Armando Maradona en el Mundial de Estados Unidos 1994 ante Rumania, que Argentina perdió 3 a 2 y que marcó la eliminación en octavos de final.
En 1996 tuvo la posibilidad de ganar la medalla de oro olímpica para Argentina con Daniel Passarella como DT, pero Nigeria estampó el 3 a 2 cuando Néstor Sensini habilitó al delantero africano y la gloria olímpica quedó a un paso.
En 1998 jugó el Mundial de Francia 1998, con dos goles a Jamaica y como figura de un partido épico ante Inglaterra. No todo fue brillante en aquella copa, porque el cabezazo sobre Edwin Van Der Saar terminó en la expulsión y dejó al equipo con 10 jugadores en un partido que terminó 2 a 1 para aquella «Naranja Mecánica» de Patrick Kluivert, Dennis Bergkamp, los hermanos De Boer y Edgar Davids, entre otros cracks. Uno de sus peores recuerdos será aquel Mundial Corea-Japón 2002, con la eliminación de la selección de Marcelo Bielsa en primera ronda.
El último partido lo jugó el 5 de mayo de 2010, en un amistoso ante Haití en Neuquén, con la posibilidad que le dio Maradona de volver a vestir una vez más la camiseta celeste y blanca.
Sus goles en la Selección

Un comentario de “"Gracias a Dios por hacerme de River"

  1. FedeT dice:

    Grande burrito, un tipo que se ganó el reconocimiento y respeto de todos los que amamos el futbol.
    Un diferente.
    Yo estuve el día del gol de rojas.. y el burrito la rompió.. pegó una en el palo que burdisso casi termina adentro del arco con pelota y todo..
    Y el último campeonato que ganó en River.. jugando disminuido fisicamente y con problemas de alcohol.. al final lo ganó él solo.. poniendose al hombro el equipo en los partidos decisivos

Deja una respuesta