En el segundo de los dos días que tuvo Red Innova hubo destacados invitados que contagiaron sus ganas de emprender a través de sus experiencias y analizando las tendencias actuales, en una demostración que lo que las personas se proponen es posible.
La jornada comenzó con el panel «El mundo que viene» con Marcos Galperin (CEO de Mercado Libre), Hernan Kazah (co fundador de Kaszek Ventures) y Pablo Larguia (organizador y creador de Red Innova), quienes debatieron sobre diversos temas. Recordamos algunas de sus reflexiones:
«En la era mobile las grandes ideas no alcanzan. Hay que saber posicionarlas».
«Una de las claves es saber trabajar y armar un buen equipo, es mejor tratar de hacer algunas cosas bien y no todas. Por otro lado, hay personas que al armar equipo les gusta rodearse de gente para darle órdenes, pero hay que trabajar con personas mejores que uno».
«En China las apps tienen múltiples funcionalidades, desde una sola aplicación se simplifica la vida de las personas: pedir un taxi, pagar cuentas, son infinitas las funciones».
«Al momento de invertir buscamos modelos de negocios que resuelvan algún punto de fricción local».
También estuvo presente Mariano Mayer, ‎director general de Emprendedores, además de otros funcionarios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quienes contaron cómo tratan de aplicar la tecnología en las problemáticas que tiene la ciudad. Para eso unifican criterios entre las distintas áreas del gobierno y tienen en cuenta que el foco está en la innovación y en contagiar.
Uno de los proyectos a los cuales se refirieron es al cambio que se produjo en la atención en los centros de salud. Decidieron mejorar el servicio a través de los Centros de Atención Primaria, donde las personas se acercan a realizar una primera consulta. Luego, en el Centro de Salud y Acción Comunitaria (CESAC) más cercano a su barrio reciben la atención médica, evalúan si requiere una atención especifica y, de acuerdo a la problemática a tratar, se deriva a los hospitales. De esta forma se tiene un seguimiento de los pacientes, se simplifica y se brinda una mejor atención a los ciudadanos. Para lograrlo fue necesario estudiar cuáles eran las consultas que las personas realizan, la demora en brindar turnos a los pacientes y demás detalles. «Es esencial que el Estado comience a absorber las nuevas tecnologías, el uso inteligente de datos. Creemos que la salud y la educación son las dos áreas en la cuales van a aparecer las disrupciones», concluyó el panel.
Además, comentaron que «desde lo educativo queremos incorporar el emprendedorismo y las nuevas tecnologías, generar el deseo en los alumnos de crear». Para eso realizan encuentros de emprendedores donde brindan herramientas e invitan a participar a quienes tengan estas inquietudes. Al cierre de su exposición informaron que «lanzamos la agenda emprendedora y contamos con el mapa emprendedor para linkear todos los eventos».
Otro de los oradores fue Ted Wang, quien es abogado y participa de proyectos de nuevas startups. El conocido referente repasó su experiencia con algunos clientes como Flixter, Dropbox, Twitter, entre otros. Algo para destacar fue la reflexión sobre Argentina: «Es un lugar especial en donde la población es educada y donde los inversores tienen que creer que van a cambiar el mundo, cuánto más loco, mejor».
Uno de los momentos más motivadores fue con la presencia de Diego Sáez Gil, que nos contó sobre su nuevo emprendimiento Bluesmart, la valija inteligente, que se conecta con el smartphone del usuario, cuenta con un candado digital, rastreo de ubicación, información sobre viajes y cargador de baterías, entre otras características.
«Al viajar me di cuenta de los problemas habituales que tienen los pasajeros con sus valijas: muchos las pierden, no sabés cuál es el peso, etcétera. Por eso decidí combinar mi pasión por viajar con la tecnología y así surgió Bluesmart», contó el joven innovador.
Asimismo, detalló que una forma de validar si la idea es buena es a través del crowdfunding (sitios web de financiamiento colectivo en donde las personas presentan su proyecto y quienes están interesados pueden aportar dinero, y si la idea se realiza las personas pueden recuperar su dinero o la inversión). Este proyecto se presentó en IndieGogo, que en pocas horas recaudó 50 mil dólares. Sobre esta experiencia, contó que en primer lugar un consejo es comunicar bien el producto, tratar de captar la atención del público, comunicar la problemática que se quiere solucionar, atrapar la atención e imaginación, además de saber a qué medios querés llegar y adaptar los mensajes a cada uno. Sabían que un elemento muy importante era el vídeo con el que comunicaba el producto.
«Algo importante para los emprendedores es que cuando fracasás uno sabe por qué fue, dónde está el error. En cambio, cuando tenés éxito no sabés por qué, lo importante es no confiarse y aprender y estudiar los proyectos», afirmó el emprendedor.
Respecto a «internet of things» (internet de las cosas), aconsejó a los emprendedores que para él la mejor manera de hacer algo que a la gente le guste y quiera es hablar con los clientes, ver sus necesidades, sus problemáticas. Asimismo, aseguró que «en los próximos 10 años se van a re imaginar los productos que nos rodean, reintegrándolos para mejorar el mundo en el que vivimos».
Luego Rafael Steinhauser, presidente de Qualcomm para América Latina, nos brindó información muy interesante de lo que se viene en lo tecnológico: «El celular es la forma primaria de acceso a banda ancha de las personas en la región. Muchos tienen un celular para entrar en Internet». Lo que sí es preocupante es que recién ahora en Argentina se está mutando de 3G a 4G, cuando en otros países esto ya ha ocurrido. Otra información a destacar es que todavía un tercio de los teléfonos que se venden serán con 2G y no tendrían por qué seguir ofreciéndolos, ya que se excluye a los usuarios de la tecnología. «En Estados Unidos el 75% de los jóvenes lo primero que hacen al despertar es tomar su smartphone, aumenta su uso en la vida cotidiana».
El titular de la compañía electrónica se refirió a algunos avances como la casa conectada al celular, autos sin conductor, relojes, censores para controlar la salud de las personas y la computación neuromórfica, entre otros. Otro de los datos a destacar es que Qualcomm firmó un acuerdo con New York para convertir 10 mil teléfonos públicos en tótems para proveer conectividad celular y wi-fi en forma gratuita. También reflexionó acerca de la educación: «Algunas cuestiones en las que hay que avanzar es en acercar la tecnología con la educación, crear más plataformas que conecten a los alumnos con sus profesores, con los contenidos que estudian. Es tiempo de mayor educación y crear una nueva forma de conectarlos».
Por su parte, Pablo Aristizábal, quien expuso luego, también se refirió a los cambios que se necesitan en la educación: «La educación tradicional repite lo enseñado, la única enseñanza termina siendo la repetición. Sin embargo se le pide a los individuos que tengan espíritu emprendedor, compromiso, responsabilidad, capacidad de comprensión, innovación, trabajo en equipo, inteligencia colaborativa y tolerancia a la frustración. La educación necesita un cambio, en un programa de aprendizaje que promueva nuevos procesos de adquisición del conocimiento».
Para reflexionar retomamos algunos conceptos explicados por Aristizábal: aprender es el proceso de adquisición de nuevos conocimientos y habilidades, y la educación es un programa organizado de aprendizaje. Los alumnos tienen que poder co-construir el conocimiento.
Asimismo, en la última etapa de Red Innova Joan Cwaik fue otro de los oradores sobre «Digital Reboot» y disertó sobre nuevas tecnologías y dispositivos en la vida cotidiana. Analizó que en el futuro «el trabajo mental va a valer mucho más que el trabajo manual». Y que habrá que «reeducar a la población».
Para finalizar esta edición 2015 de Red Innova me quedo con estas palabras: inspiración, creación y cambios… en un futuro que es posible y mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.