Con la excepción de Argentina (que aseguró su pase a la siguiente ronda con sus dos triunfos), las restantes selecciones que integran el Grupo F se encontraban con casi idénticas oportunidades para clasificar a octavos de final. Por eso el enfrentamiento entre Nigeria y Bosnia-Herzegovina era crucial para delinear qué conjunto sumaba y acrecentaba sus chances de seguir en juego.
Por eso de entrada nomás quiso asestar su golpe el seleccionado africano, las Águilas Verdes, cuando a los 6 minutos un error en la salida permitió que Ahmed Musa encare hacia el arco defendido por Asmir Begovic y obligue a Haris Medunjanin a cortar con una falta. El tiro libre fue ejecutado por Peter Odemwingie que, pese a ser ejecutado sin la puntería necesaria, ya avisaba sobre las intenciones de llevarse el triunfo.
De todas formas, no todo era de los nigerianos, porque rápidamente una gran jugada colectiva de los bosnios dejó a Muhamed Besic en posición de gol y este la tiró por arriba del travesaño.
A los 24′ nuevamente tuvieron una chance de gol, pero Vincent Enyeama detuvo el disparo certero de Edin Dzeko tras un buen contragolpe. Cinco minutos después de esta ocasión llegaría el único tanto del partido a través de una gran jugada de Emmanuel Emenike, quien avanzó con el control de balón por la derecha y se fue hasta el fondo (no sin antes sortear la marca de un defensor) para dar el pase hacia atrás y al medio del área para que Odemwingie la toque suave por debajo de Begovic.
Y el ida y vuelta permanente sería el tópico de lo que quedaría por juego, porque a los 33′ Dzeko quedó solo para conseguir el empate pero el portero detuvo sin inconvenientes ante el cabezazo débil del delantero del Manchester City. El segundo tiempo resultó entretenido con ambos equipos en búsqueda del empate o ampliar las diferencias.
Finalmente, cuando el árbitro neozelandés Peter O’Leary marcó la culminación del encuentro, Bosnia-Herzegovina quedó sin puntos y sin posibilidad de clasificación, ya que le resta solo un partido y, de ganarle a Irán, llegaría a 3 puntos. Nigeria ya tiene 4 y, por su parte, cuenta con muchas posibilidades de pasar a octavos, ya que con el empate ante Argentina el próximo miércoles (o si no ganan los iraníes) se asegura la clasificación.