En Miami se jugó un partido que tuvo varios récords, como el de Vince Cárter (de la franquicia de Atlanta) que llegó a 1.500 encuentros jugados en la NBA, ubicándose en el 5° puesto de la historia del básquet estadounidense. Además, por el lado del ganador Bam Adebayo (el primero de su carrera) y Jimmy Butler (lleva tres en la temporada) lograron un triple doble.

De esta manera, el miércoles Miami Heat le ganó a Atlanta Hawks por 135 a 121 en tiempo extra con un gran rendimiento de todo el equipo. Nunn fue el goleador de los locales con 36 tantos y Hunter, por los visitantes, anotó 28 puntos.

El alero de 42 años, ídolo de Toronto Raptors, está a 4 juegos de pasar al cuarto de la lista que es John Stockton y para entrar al podio tendrá que jugar 23 partidos, así supera al alemán Dirk Nowitski que cuenta con 1.522. El jugador con más partidos es Robert Parish con 1.611, aunque es difícil que lo alcance porque Carter a principios de la temporada dijo que era su último año.

El otro récord para Miami fue que, por primera vez, dos jugadores lograron triple doble (tres estadísticas con doble dígito). El pivot Adebayo convirtió 30 puntos (récord en su carrera) con 11 rebotes y 11 asistencias (también récord en su carrera) y la figura Butler marcó 20 puntos, 18 rebotes y 10 pases-gol. Pero este último dato no fue la única estadística sorprendente, porque entre Nunn, Robinson y Adebayo lograron 100 puntos y eso no pasaba desde el gran Big-Three de LeBron, Wade y Bosh en 2011.

El base Kendrick Nunn hizo 36 y superó su récord en puntos. Si mantiene este nivel es gran candidato al mejor jugador joven junto a Ja Morant de Memphis Grizzlies. Duncan Robinson también batió su máxima cantidad de puntos y de triples convertidos: 10 de 14. Otro dato más es que son el primer dúo de jugadores en combinar 70 puntos como rookies no drafteados.

Por último, Miami se encuentra invicto en su estadio con 11 victorias y se ubica tercero en la Conferencia Este. Se trata de un equipo del cual muchos no pensaban que estarían en los puestos de playoffs y actualmente se encuentran jugando a un gran nivel, guiados por su gran entrenador Erik Spoelstra.