River Plate dio el puntapié inicial e igualó 3-3 ante Alma Futsal en la Copa do Mundo de Futsal que se está desarrollando en el Municipio de Paranaguá, ciudad de Paraná, Brasil. Pos partido ante el equipo asiático, conversamos con su estratega, Agustín Sansone, quien nos comentó sobre la preparación de los chicos previamente al torneo, el análisis del debut y lo que se proyecta.

Este certamen relámpago de 5 días que alberga Brasil cuenta con dos representantes argentinos: uno de ellos es River Plate, que inauguró el parquet de Albertina Salmon Arena con un empate.

“El análisis del debut es positivo, pese a que nos empaten cuando quedaban seis segundos, donde tuvimos que ajustar algunas cosas para lo que se viene. El balance es positivo teniendo en cuenta que, por momentos, fuimos de menor a mayor. Tuvimos un gran pasaje futbolístico de intensidad, táctico, de tenencia de pelota, posesión de juego y de volumen de juego muy interesante”, destacó el estratega del «Millonario».

También agregó: «Hicimos goles de pelota parada, eso es muy importante para nosotros. Siempre hay que seguir marcando cosas, ajustando y mejorando partido a partido. Al jugar un Mundial con los mejores equipos de la categoría Sub-21 requiere una mayor concentración, un mayor compromiso de parte de todos y vamos a ir mejorando partido a partido».

En un torneo tan corto no tenés margen de error y ellos lo saben, por ello su preparación inició hace 5 meses atrás, ya que sabían sobre la competición en la que participaron en 2019, y en 2021 no pudieron disputar el «mundialito» porque quedaron varados en la aduana fronteriza.

“Nos preparamos con una pretemporada casi de una primera división, hicimos mucha preparación física desde la última semana de enero: táctica, técnica, psicológica”, destacó el entrenador. Se propone un equipo competitivo que esté preparado lo mejor posible para afrontar todas las competencias del año.

Sobre las expectativas del torneo, Sansone resaltó: «En un torneo de tantos juegos en pocos días es ir superándonos partido a partido, el primer objetivo clasificar en la zona, a mediano plazo ganar los cuartos y el objetivo fuerte sería llegar a la final para poder competir. Obviamente que es complicado y hay rivales de mucha jerarquía y de primera calidad, pero nosotros vamos a intentar dejar a la institución lo mejor parada y demostrar que nos fuimos preparando para eso».

Agustín Sansone hace 6 años está bajo al mando de la reserva de River Plate, su vínculo se dio cuando su excompañero de equipo, Ale Pérez, asumiría en el primer equipo en 2016. «Habíamos jugado hace 20 años atrás, me lo propuso y me interesó. Yo estaba en competencia. Dejé de jugar y empecé a dirigir, año a año nos fuimos mejorando, perfeccionando, saltando muchas instancias y hemos competido en casi todo lo que hemos jugado».

En su nueva estaba de formador hizo jugar a más de 50 chicos en la máxima categoría, muchos de ellos vistieron la celeste y blanca en la selección mayor tanto como en las selecciones juveniles, lo que generó también una exportación de jugadores al «Viejo Continente». Su trabajo se avala con sus resultados. «El trabajo, en líneas generales, de 6 años es muy positivo y vamos a seguir por este camino», ratificó el entrenador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.