Este sábado y en una sesión especial a causa del intento de magnicidio perpetrado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner el pasado jueves en la puerta de su domicilio en el barrio de Recoleta, en la Ciudad de Buenos Aires, la Cámara de Diputados de la Nación votó por unanimidad el repudio por el hecho, aunque el Frente de Izquierda de los Trabajadores – Unidad (FIT) se abstuvo.

«La Honorable Cámara de Diputados de la Nación expresa su enérgico repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta y dos veces presidenta de la Nación Doctora Cristina Fernández de Kirchner. Además, manifestamos nuestra absoluta solidaridad con la Señora Vicepresidenta y su familia. Exigimos el pronto y completo esclarecimiento y condena a los responsables de este hecho lamentable, que empaña la vida en democracia. Exhortamos a la dirigencia toda y a la población a buscar todos los caminos que conduzcan a la paz social», detalla el documento.

Luego de la aprobación del texto, presidido por Cecilia Moreau, el bloque PRO se retiró del recinto y una parte de las y los representantes se expresaron públicamente por el hecho. «Creemos que no es la calle ni el recinto el lugar para determinar los responsables de un delito», manifestó Cristian Ritondo de Juntos por el Cambio de la Ciudad de Buenos Aires. En sintonía, José Luis Espert de La Libertad Avanza aseguró: «No entiendo por qué la Cámara se encuentra sesionando un día sábado (…) No hay discursos de odio, hay discrepancia (…) Somos una oposición absolutamente civilizada», mientras que Javier Milei dijo: «Queremos manifestar nuestro total y absoluto repudio a todo acto de violencia. Pedimos que la Justicia pueda hacer su trabajo con las manos libres. El liberalismo es el respeto irrestricto al proyecto de vida del prójimo» y luego Romina Del Plá declaró su «repudio absoluto al intento de asesinato que ha sufrido la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El esclarecimiento del caso nos tiene que ayudar a contextualizar esta acción».

Por su parte, Rodrigo De Loredo, presidente del bloque Evolución Radical de Córdoba, dijo que «condenamos categóricamente este intento de homicidio brutal gravísimo. Todo atentado contra un Vicepresidente es un atentado contra la democracia. Acepten nuestro acompañamiento y solidaridad. A veces siento que prefieren no hacerlo» y Myriam Bregman del FIT, afirmó: «Cumplen el rol de correr la agenda política a la derecha. Estos discursos no crecen en el aire, crecen en un contexto en donde los sectores populares, los que peor la están pasando están enojados con esta dirigencia política».

Deja una respuesta