Si Quilmes le gana a Arsenal en Sarandí, el «Cervecero»será inalcanzable para el equipo de Avellaneda.
El equipo de Miguel Ángel Brindisi jugará el domingo a las 14 ante River Plate en el Monumental con la obligación de ganar, porque si pierde o empata tendrá que esperar a que Argentinos Juniors pierda el lunes ante San Lorenzo de Almagro en el Nuevo Gasómetro. Si el equipo de Ricardo Caruso Lombardi suma tres puntos e Independiente ninguno, se concretará el primer descenso en la historia del equipo de Avellaneda a la Primera B Nacional.
El equipo de Avellaneda saldrá a jugar en el momento más crítico de su historia, llena de gloria con 14 títulos en Primera, 16 títulos internacionales (incluidas 2 Copas Intercontinentales y 7 Copas Libertadores). Su último título fue en 2010, cuando le ganó al Goiás la final de la Copa Sudamericana, pero la realidad marca que no gana un título a nivel local hace 11 años y en el fútbol no se puede vivir de los recuerdos.


Deja una respuesta