Con la edición de dos trabajos discográficos en su haber y recién llegado de su gira por Colombia y Perú, Lautaro Feldman presenta próximamente en Buenos Aires su más reciente material: “Azul Verde Limón”.

Este joven artista, recibido de Licenciado en Composición Musical en la Universidad Católica Argentina y estudiante en diversas disciplinas como son las carreras de Jazz, Tango y Folklore, además de pianista y flautista, tiene un extenso camino recorrido arriba de los escenarios, que lo llevaron a mostrar su música en países como Alemania, España, Francia, Holanda e Israel, entre otros.

Es interesante la composición de su disco debut, “Oratual”, en la que combina “guitarra de 8 cuerdas con un fino trabajo vocal”, pero en esta ocasión vamos a indagar más en el show que se avecina.

Lautaro comenzó “desde niño en una escuela de educación artística, en el Instituto Vocacional de Arte (IVA). Ahí aprendíamos casi todas las disciplinas artísticas. La que más me gustaba era plástica, pero creo que seguí con la música porque tiene un plus que es el compartir con otros el momento de hacerla. Creo que al mandarme al IVA, mis padres fomentaron mi inclinación por el arte”, expresa cuando le consulto por sus primeros pasos.

Al respecto de las primeras experiencias que lo llevaron a seguir este camino, Lautaro manifiesta que “era lo que mejor sabía hacer y toda mi energía estaba en eso”. Asimismo, aclara que al finalizar el secundario el país se encontraba “en plena crisis y habían ingenieros manejando taxis, así que mi madre sabiamente me dijo que no hay nada seguro, y si te vas a cagar de hambre, por lo menos hacelo haciendo algo que te guste”. Sabias palabras.

¿Por qué el disco se llama “Azul Verde Limón”?

“Son muchas cosas que se juntaron y terminaron dándole mucho sentido. El azul y el verde fueron los colores que estuvieron siempre presentes en mi vida, si hubiera una bandera del mundo deberían ser los colores principales. Cada uno representa algo evidente: el limón es ácido y alcalino al mismo tiempo, el amarillo del sol atraviesa el cielo azul y se transforma en el verde de la tierra, etcétera.”

Lautaro estuvo, como dije antes, de gira por distintos países de Latinoamérica y eso permite diferenciar y encontrar similitudes en la gestación artística de cada lugar. Por este motivo, resulta interesante la apreciación del músico: “En todos los países ser músico es difícil, pero me pareció que están pasando cosas muy buenas. Nosotros quizás tenemos más historia de rock/pop/folk nuestro y acá hay muchísimas propuestas muy buenas, pero hay tanto que es difícil saborearlo o valorarlo. Con respecto a lo musical, me pareció que lo que escuché en Perú y Colombia era más fresco que lo que hay acá. Nosotros tendemos a entrar en círculos viciosos de tendencias estéticas que no llevan a nada nuevo”.

Si tuvieras que elegir una de tus canciones, ¿cuál te representa mejor?

“Mis canciones son diferentes partes de mí, es como preguntar qué parte de tu cuerpo te identifica. Y no… no sos un pie, vos sos todo tu cuerpo. Sí se cuál canción me está gustando últimamente tocar en vivo” y ese tema es “Desde la distancia”, el cual recomiendo si querés relajarte y distenderte, y que vas a poder escuchar el sábado 22 de noviembre en el Club Cultural Matienzo, Buenos Aires.

Para finalizar la nota, conozcamos algunos de sus próximos proyectos, que incluyen “trabajar en la próxima tanda de canciones y buscar otros recursos para crear”. Además, Lautaro Feldman ansía “producir y tocar con otros, viajar regularmente” y continuar trabajando en Elefante en la Habitación!, el sello del cual forma parte.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.