Dinamarca y Francia protagonizaron el primer empate sin goles de la competencia y se aseguraron el pasaje a octavos de final de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Rusia 2018. El cotejo tuvo lugar en el Luzhnikí Stadium.

Inicio con poco

El partido comenzó y continuó muy lento, casi sin situaciones trascendentes. Francia tuvo más la pelota, trasladó más horizontalmente que de manera vertical y no pareció preocuparle el empate. Dinamarca se animó a atacar sabiendo que la victoria lo clasificaba, pero lo hizo tibiamente y no llegó a generar demasiado peligro. Las aproximaciones a las áreas que ocurrieron por parte de ambos terminaron por diluirse y los reclamos de penal se hicieron presente aunque ninguna ocasión mereció la pena máxima. A partir de la segunda mitad de la primera parte, Francia comenzó a crecer en la cancha y se hizo cada vez maás profundo. A los 32’Ousmane Dembelé probó de media distancia y su disparo se fue ancho, mientras que Antoine Griezmann hizo lo propio unos minutos más tarde, aunque su disparo murió en las manos de Kasper Schmeichel. Por lo pronto, el equipo danés se preocupó por mantener intacta su disposición táctica como está acostumbrado a hacer y se sintió cada vez más cómodo con el empate. Su rival ajustó la circulación de juego en ataque y dejó una mejor impresión, luego de una ocasión que desperdició Olivier Giroud en el epílogo de los primeros 45 minutos.

Tomala vos, dámela a mí

El inicio del segundo tiempo prácticamente no distó del primero. Ambos equipos se prestaron la tenencia de la pelota y centraron su juego en los pases en la mitad de la cancha, desplazando la redonda en forma horizontal y siempre lejos de los arcos. Y esta situación se agudizó aún más cuando, simultáneamente, Perú le hizo el segundo gol a Australia, lo que terminó por asegurar la cómoda clasificación tanto para los de Didier Deschamps como para los de Age Fridtjof Hareide. Hasta el público reprobó la actitud de ambos, que encaminó todo hacia el irremediable empate e hizo un partido desnaturalizado por el contexto favorable para los protagonistas. Recién a los 81′ el ingresado Nabil Fakir ensayó un disparo desde la zona de la medialuna y el arquero Schmeichel se lució cuando desvió hacia un costado. Pero tan solo eso fue lo más rescatable en cuanto a las aproximaciones a zona de gol, ya que el acuerdo estuvo implícito entre ambos planteles. Simplemente dejaron pasar los minutos y se prestaron la pelota para asegurarse el pasaje a octavos de final.
Francia, primero del Grupo C, se medirá en octavos de final frente al segundo del Grupo D el próximo sábado 30 de junio y a partir de las 11 horas, mientras que Dinamarca hará lo propio frente al primero del mismo grupo el domingo 1º de julio a las 15 horas.

Formaciones e incidencias

Dinamarca: Kasper Schmeichel; Simon Kjær, Andreas Christensen, Mathias Jørgensen; Henrik Dalsgaard, Thomas Delaney, Christian Eriksen, Jens Stryger Larsen; Martin Braithwaite, Andreas Cornelius, Pione Sisto. Entrenador: Age Fridtjof Hareide.
Francia: Steve Mandanda; Djibril Sidibé, Raphaël Varane, Presnel Kimpembe, Lucas Hernández; Steven N’Zonzi, N’Golo Kanté; Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann, Thomas Lemar; Olivier Giroud. Director técnico: Didier Deschamps.
Amonestado: 47′ Mathias Jørgensen (DInamarca). Árbitro: Sandro Ricci (Brasil).