A partir de este domingo 20 de septiembre, las aplicaciones TikTok y WeChat estarán prohibidas en Estados Unidos. La medida, comunicada por el Departamento de Comercio, asegura que ambas plataformas chinas representan «una amenaza a la seguridad nacional» y marcaron la fecha antes mencionada como plazo para que vendan las apps que pertenecen a ByteDance y Tencent, respectivamente, para continuar en territorio norteamericano.

«El Partido Comunista de China demostró que tiene los medios y la intención de utilizar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional, la política exterior y la economía de Estados Unidos», expresaron desde la administración que encabeza Donald Trump. De todas formas, el Gobierno extiende «hasta el 12 de noviembre» la fecha «para resolver los problemas de seguridad nacional que plantea TikTok. Las prohibiciones podrían levantarse si es necesario», detallaron desde la cartera.

«Aunque las amenazas planteadas por WeChat y TikTok no son idénticas, son similares. Cada una recopila cantidades significativas de datos de los usuarios», afirman.

De esta forma, las presiones para las compañías chinas en suelo estadounidense continúan y marcan un nuevo capítulo en la guerra económica entre los dos gigantes.