Para que Latinoamérica crezca es necesario que los que deben desarrollarse lo hagan bajo las mejores condiciones. Por este motivo, el trabajo infantil es un tema que preocupa de manera constante a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y, tal es así, que elaboraron el segundo informe específico sobre la actividad rural en la que participan los menores, que determinó que en América Latina y el Caribe 12,5 millones de niños trabajan en el sector y, en su mayoría, no reciben remuneración alguna, ya que realizan las labores para ayudar a sus padres. Este estudio segmentó que el 48% lo hace en el rubro agrícola (algodón, azúcar, cacao, café, frutales, etc.), seguido del comercio (24%) y el área de servicios (10,4%).
trabajo-infantil-1Con respecto a los resultados de estas estadísticas, el representante regional de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Raúl Benítez, detalla que «la única solución real para evitar que los niños trabajen es avanzar en la erradicación de la pobreza, la inseguridad alimentaria y la exclusión social».
Además, hace extensiva la responsabilidad de los diversos actores sociales para reducir el trabajo infantil: «A corto plazo existen medidas legales, de educación y sensibilización que los gobiernos pueden implementar para garantizar que los niños permanezcan en las escuelas y no se expongan a los riesgos del trabajo». Asimismo, Elizabeth Tinoco, directora regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe, recalcó que «la persistencia del trabajo infantil agrícola revela que se han registrado pocos avances en el medio rural» y propone «desarrollar estrategias especialmente diseñadas para abordar la situación de los niños en el campo, incluyendo generar oportunidades de trabajo decente para sus padres».
trabajo infantilSegún el informe, el área donde mayor explotación se produce en el área agrícola son la andina (61,5%) y Mesoamérica (42,7%). En cambio, en el Cono Sur se concentra en el ramo el 38,4%. Entre las causas del trabajo infantil se encuentran con frecuencia los problemas sociales como la pobreza, falta de oportunidades e inclusión, las dificultades para acceder a la educación y, principalmente, la necesidad de obtener recursos familiares para subsistir. Vale expresar que, de todas formas, la ONU reconoce que la tendencia es positiva en cuanto a las políticas públicas en los países de la región y destaca los casos de Ecuador y El Salvador.
Trabajo infantil peligroso
trabajo infantilEn la agricultura, se lo puede considerar a aquel que se realiza en jornadas muy largas, condiciones climáticas extremas, lugares insalubres, utilizando sustancias, herramientas o equipos peligrosos, sin contar con la capacitación ni protección para hacerlo y aquellas en que se cargan herramientas o cajones muy pesados. También trabajos en terrenos irregulares y propicios para resbalones y caídas desde altura. Igualmente, posiciones físicas inadecuadas para la etapa de su desarrollo; exposición a ambientes dañinos, sea por toxicidad (plaguicidas), condiciones térmicas extremas, ruidos demasiados fuertes. En ocasiones acoso y abuso psicológico por parte de adultos.