España será el campeón del mundo, pero en la Copa Confederaciones el mejor fue Brasil, con Neymar y Fred como figuras, con un equipo que te presiona en las salidas y te mata de contra, con laterales de ida y vuelta como Marcelo y Dani Alves y, a eso, se suma toda su gente.

Foto: fifa.com
Foto: fifa.com
De un lado, el ganador del Mundial 2010 y campeón de la Eurocopa 2012. En la otra esquina estaba el organizador de la Copa Confederaciones y de la Copa del Mundo de 2014 y, si uno tiene en cuenta ambos rótulos, se podía esperar un encuentro parejo, pero los partidos no se ganan en los papeles y sí en la cancha.
Desde el vamos, Brasil movió, llegó al área de España y, después de una jugada “sucia”, Fred definió desde el piso ante la salida de Iker Casillas y puso el 1 a 0. El local pudo haber aumentado con Oscar a los pocos minutos pero su intento se fue al lado del palo derecho, con una picada de Paulinho que el arquero español supo contener.
Foto: fifa.com
Foto: fifa.com
Brasil impuso su juego de toque, presionó las salidas de Gerard Piqué y Sergio Ramos y se aprovechó de un bajo rendimiento de Álvaro Arbeloa, quien tuvo que lidiar con la genialidad y la movilidad de Neymar. Dicho sea de paso, tendría que haber sido expulsado por haber cortado al jugador del Barcelona en una ocasión manifiesta de gol, pero el holandés Björn Kuipers solo le mostró una amarilla. De todas maneras, el «Scratch» también cortó el juego de su rival con faltas, el mayor riesgo que tiene la presión.
España poco pudo hacer, fue bailada y a los 20 minutos recién pudo apurar a Julio César con un remate de Andrés Iniesta. La gran oportunidad de empatar estuvo en Pedro, que venció al arquero de Brasil, pero no a David Luiz, quien se barrió para sacar una pelota que iba a ser el empate. A los pocos minutos, Neymar se escapó, Fred dejó pasar la pelota, Oscar la aguantó, el nuevo crack del Barcelona salió del offside y recibió para fusilar de un zurdazo a Iker Casillas y poner el 2 a 0.
Foto: fifa.com
Foto: fifa.com
En el inicio del segundo tiempo, Fred recibió en carrera, se perfiló y puso la pelota al lado del palo izquierdo de Casillas, logró el 3 a 0 y la final estaba liquidada, con el resto de la segunda etapa por jugarse, pero con un monólogo de la “verdeamarelha”. España podría haber descontado con una chance de Pedro y otra de David “Guaje” Villa, quien reemplazó a Fernando “Niño” Torres, pero Julio César estaba intratable, como en sus mejores épocas en el Inter de Milan. La chance más clara para descontar la tenía Sergio Ramos, pero el capitán de «La Roja» y del Real Madrid tiró la pelota afuera, al lado del palo derecho del arquero de Brasil. Ya sobre el final del partido, Neymar se iba en velocidad con el balón al área rival, pero Piqué lo cortó con una falta que le siginificó una expulsión y dejar al equipo de Vicente Del Bosque con 10 jugadores en una noche oscura.
Nada pudo hacer España, todo fue de Brasil, quien avisa que, después de 12 años, quiere ser campeón del mundo y volver a la gloria que siempre le perteneció.
Los goles de la final

El Dato
Brasil le cortó a España una racha de 29 partidos sin derrotas en encuentros oficiales.
Afuera hubo caos y violencia
Lamentablemente, Brasil está en medio de una ola de protestas con miles de personas que salen a las calles por la situación económica que atraviesa el país y, por supuesto, es cuestionable que se organice un evento de esta magnitud cuando la gente vive un día a día complicado.
Foto: AP
Foto: AP
El encuentro en el Maracaná tuvo un operativo con 10 mil efectivos, entre ellos de la policía militarizada y las Fuerzas Armadas, que pusieron un vallado especial a 500 metros de la cancha. Unas 1.000 personas se enfrentaron con la seguridad y, más temprano, unas 4 mil personas estaban cerca del estadio, pero fueron desviados a plazas cercanas con gases lacrimógenos.
Ojalá Brasil pueda mejorar su situación social y económica, primero por la gente, y después por el Mundial que se jugará allí el año que viene, para que celebremos una fiesta internacional y no tener que lamentar víctimas en marchas que son reprimidas por reclamos justos al Estado brasileño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.