Este jueves se llevó a cabo la primera ronda del tercer Major del año de golf, y el canadiense Adam Hadwin terminó en la cima de la tabla de líderes en el Country Club en Brookline, Massachusetts.

Con 66 golpes en la primera ronda, logró superar a Rory McIlroy que, de los jugadores que salieron por la mañana, fue uno de los mejores.

Hadwin en sus primeros nueve hoyos hizo 5 birdies y un bogey, mientras que en la vuelta hizo 5 golpes en el par 4 del 12, pero también realizó 3 en el par 4 del hoyo siguiente para terminar con un score final de -4.

Temprano en la jornada, el jugador amateur Stewart Hagestad llegó a ser el líder del torneo, pero en los segundos nueve hoyos no pudo sostener el nivel y cayó mucho en la tabla (hasta el puesto 79).

McIlroy hizo lo que se esperaba, sin cometer errores, se fue acercando lentamente a la parte superior de la tabla de líderes y consiguió estar allí en solitario, pero en el hoyo 9, el último de su vuelta, hizo un bogey y terminó una ronda de 67 golpes. Por muy poco no fue una vuelta perfecta, ya que en 17 hoyos jugados había hecho 4 birdies y en el resto de ellos hizo par.

Junto con Rory el sudafricano MJ Daffue, Joel Dahmen de Estados Unidos, David Lingmerth de Suecia y el inglés Callum Tarren están todos a un solo golpe de Hadwin.

El líder este viernes no podrá relajarse ni por un minuto o, de lo contrario, puede ser alcanzado o incluso ser superado por alguno de sus perseguidores. Lo bueno para él es que que todos esos, menos McIlroy, jugarán durante el turno de la mañana y Rory, que jugó temprano el jueves, pasará a la tarde.

El campeón defensor, John Rahm, tuvo un día de mucho trabajo en el campo. Si bien no es la misma cancha en donde ganó el año pasado, el español pudo hacer un score por debajo del par con el birdie conseguido en el hoyo final (18) de su vuelta.

Deja una respuesta