Una vez más, la calidad institucional, el laburo honesto y una línea de trabajo se imponen. Por este tipo de cosas, Vélez es el mejor equipo de este 2012 y aquel que más regularidad tuvo en los últimos años.
Tiene jugadores de calidad, los jóvenes valores como Francisco Cerro, Lucas Pratto, Facundo Ferreyra, Gino Peruzzi y el arquero Sebastián Sosa, y aquellos que le dan la experiencia necesaria en las más difíciles, como Fabián Cubero, Sebastián Domínguez y Emiliano Papa. Buena combinación de un equipo de trabajo que no bajó los brazos y que se la jugó por el trabajo diario, duro y con conocimiento. Nada de cabaret, ni estrellas ni puterío. Acá tiraron todos para el mismo lado, y así les fue: son campeones.Vélez la había pasado mal la fecha 17 ante All Boys, con algunos tiros en los palos que inquietaron la valla del equipo de Liniers. Finalmente, ganó 2 a 0 y llegaba con chances favorables en la 18°. Con ganar y esperar al menos un empate de Lanús, el equipo de Gareca iba a ser el primer campeón de un Torneo Inicial.

Foto: Telam


Un goleador joven y temible como Facundo «Chucky» Ferreyra selló el noveno campeonato local de la historia de Vélez. El equipo de Liniers le ganó a Unión, que no ganó en todo el torneo, por 2 a 0. «Chucky» encaminó el sueño a los 3 minutos del segundo tiempo, cuando cabeceó un centro de Cabral desde la izquierda. Definió a media altura, al palo derecho de Perafán, y ahí apareció el goleador, ahí estaba el campeón. Un dato: era el mismo que le negó goles contra Boca, pelotas a menos de un metro de la línea de gol. Pero un día las cosas cambian, un día el deporte te dio una segunda oportunidad y es ahí donde ves que las metas se pueden convertir en realidad. A los 38 del complemento, Pratto se juntó con Ferreyra en el área. «Chucky» recibió en la medialuna y definió cayéndose, con un zurdazo al palo derecho y ya estaba todo dicho. Lanús no podía con River en el Monumental por un cabezazo de Rodrigo Mora y así, Vélez ya era campeón.
El partido contra Unión

El deporte le dio otra oportunidad al Ferreyra. Tras el descenso que había sufrido con Banfield, llegaba a Vélez para reemplazar a Silva y al “Burrito” Martínez.  Gareca puso el ojo, al igual que Bassedas (manager del club), y le dio la confianza necesaria a un jugador que venía abatido por haber sido el delantero que no pudo evitar la caída de Banfield a la Primera B Nacional. ¿Cosas del destino? Claro que no. Vélez se la jugó y el «Chucky» le dio 11 goles en 18 fechas. Ferreyra hizo oídos sordos a las puteadas del Florencio Sola para pasar a ser el héroe de la tarde en el José Amalfitani.  Nunca olvidará lo que le dio el club de Liniers y, mucho menos, que se superó a él mismo.
Ricardo Gareca consiguió su tercer título en el club

Foto: Fotobaires

Estamos hablando de hace tres años atrás, cosa impensada en un fútbol que se come a los técnicos. Pero la comisión directiva y Christian Bassedas bancaron el proyecto de Gareca y el trabajo a largo plazo trajo el tercer título. Ahora es el DT quien debe definir su continuidad. Desde ya, el manager Bassedas (los últimos tres títulos llegaron con él) querrá conservarlo para sumar más campeonatos a un equipo que dejó de ser “de barrio” hace mucho tiempo. El primer título del “Tigre” fue en el Clausura 2009, cuando Vélez le ganó 1 a 0 a Huracán en la última fecha, con un gol de Maxi Moralez, en aquella famosa jugada polémica, en la que hubo foul de Larrivey sobre el arquero Monzón.


El segundo llegó el 19 de junio de 2011, en el Clausura de ese año. El equipo de Gareca le ganó 2 a 1 a Racing en Liniers. Hauche había puesto en ventaja al conjunto de Avellaneda, pero Víctor Zapata y Santiago Silva le dieron otro título a una de las instituciones más serias del fútbol argentino.

El tercero fue el Torneo Inicial 2012, y bien merecido lo tiene por haber sido el mejor.
“Poroto” es Vélez

Foto: Telam


Fabián Cubero se convirtió el 8 de octubre de este año en el jugador que más veces vistió la camiseta de Vélez, con 458 presencias. Fue reconocido en el partido ante Newell’s y dejó atrás en el ranking a Pedro Larraquy. A los 33 años, «Poroto» es un emblema del fortín. Jugó entre 1996 y 2006 para el club de Liniers y luego lo hizo entre 2008 y 2012. Logró cinco títulos: Clausura, los de 1998, 2005, 2009, 2011 y el Torneo Incial 2012. En esos torneos fue volante derecho, mediocampista central o lateral derecho. En el club anotó solo 11 goles.
Aquí están, estos son los goles del campeón
Vélez tuvo una buena campaña, con 12 partidos ganados (9 en Liniers), 4 perdidos (tres en el Amalfitani) y dos empatados (de visitante). Le bastó para ser el nuevo campeón del fútbol argentino. Además, se aseguró su participación en la próxima edición de la Copa Libertadores 2013.

Foto: Telam