La nueva consola de Nintendo viene con una falla que pone contentos a los usuarios. Gracias a un error en el almacenamiento en la compra de contenido a través de eShop, si uno compra una Wii U de segunda mano, es decir, usada anteriormente, puede descargarse gratis los juegos que el dueño anterior haya bajado, porque queda registrado el historial del aparato y no la identificación del propietario.
Desde la compañía oriental no emitieron información al respecto ni comunicado que aclare este problema en su sistema. Mientras tanto, los usuarios felices ya piensan a qué jugar. ¿Nos recomendás alguno en particular?


 

Deja una respuesta