Argentina debutó en el hexagonal final del Torneo Sudamericano Sub-20 con una derrota ante Ecuador por 2-1. Los chicos dirigidos por Fernando Batista comenzaron arriba en el marcador, pero el gran conjunto ecuatoriano superó a la selección nacional y dio vuelta el partido con autoridad.

De mayor a menor

El combinado albiceleste comenzó el encuentro con solidez, decisión y control de pelota. Enfrente se plantaba Ecuador, que en este certamen demostró su calidad y valor individual y colectivo.

Al parecer, esta selección sabe a qué juega pero tiene serias dificultades para capitalizar las opciones. Además, depende mucho de lo anímico para mantener el nivel de juego y, ante las dificultades y los resultados en contra, los jugadores sacan un plus que no parece sostenerse con formación sino con arrestos y lo que comúnmente se denomina «vergüenza futbolística». Es acá donde se evidencia la crisis por la que atraviesa el fútbol argentino.

Así, cuando el reloj marcaba 26′ Thiago Almada abrió el tanteador con un tiro libre bien ejecutado con el pie derecho que se coló en el palo más lejano del arquero Wellington Ramírez Preciado. Inmediatamente después del gol argentino, el equipo se diluyó, Ecuador se adueñó del partido y esto, pese a la cesión de la pelota en la segunda etapa, le permitió materializar un triunfo que consolida al conjunto amarillo de cara a la clasificación a la Copa Mundial de la FIFA y los Juegos Panamericanos.

Luego, a los 38′, el lateral John Espinoza se redimió de la falta que provocó la apertura de Argentina y se metió por la fuerza hasta el fondo de la cancha y lanzó desde la derecha un remate que dejó solo a Leonardo Campana para que, simplemente, empuje la pelota contra la red.

De esta manera, para la segunda etapa las cosas se mantenían igualadas y los puntos no tenían dueño establecido. Esto le posibilitó a los jóvenes ecuatorianos volver a foja cero y plasmar sus ideas en el terreno de juego. Argentina se volvía testigo privilegiado del superlativo juego de Jordan Rezabala Anzules y apostaba todas sus chances a los contragolpes.

Así, el tiempo pasaba y ninguno de hacía con la victoria. Hasta que a los 73′ José Cifuentes Charcopa clavó un tiro libre suave pero muy esquinado al palo de Manuel Roffo y depositó los 3 puntos para su equipo. Para colmo de males en el seleccionado argentino, Fausto Vera se iría expulsado a los 76′ por una grosera falta tras un planchazo.

Argentina se ubica en el último puesto del hexagonal final, ya que Ecuador ganó el juego y Colombia igualó con Brasil sin goles y Venezuela empató 1-1 con Uruguay.

Formaciones e incidencias

Argentina: Manuel Roffo; Aaron Barquett, Nehuén Pérez, Facundo Medina, Francisco Ortega; Santiago Sosa, Fausto Vera, Thiago Almada, Pedro De la Vega, Julián Álvarez; Maximiliano Romero. Entrenador: Fernando Batista.

Ecuador: Wellington Ramírez; Diego Palacios, Richard Mina, Jackson Porozo, John Espinoza; Emerson Espinoza, José Cifuentes, Alexander Alvarado, Jordan Rezabala; Gonzalo Plata, Leonardo Campana. Director técnico: Jorge Célico.

Goles: 26′ Thiago Almada (Argentina), 38′ Leonardo Campana (Ecuador), 73′ José Cifuentes (Ecuador). Amonestaciones: 24′ John Espinoza (Ecuador), 29′ Richard Mina (Ecuador), 48′ Fausto Vera (Argentina), 60′ Julián Álvarez (Argentina), 85′ Leonardo Campana (Ecuador), 94′ Emerson Espinoza (Ecuador). Expulsado: 76′ Fausto Vera (Argentina) por doble amonestación.

Estadio «El Teniente» de Rancagua, Chile. Árbitro: Arnaldo Samaniego (Paraguay).

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.