La tía preferida

Créase o no, la franquicia de “Real Housewives” sigue vivita y coleando. Aquel reality inspirado en la serie de ficción “Desperate Housewives” que mostraba a un grupo de mujeres adultas millonarias en distintas partes de Estados Unidos viviendo la gran vida, sigue vigente. El reality pasó por Atlanta, Miami, New York, New Jersey y, obviamente, Beverly Hills. El show siempre estuvo relacionado con los escándalos de las extravagantes estrellas. Juicios, strippers, peleas, escupitajos, bancarrotas, prisión y mucho alcohol son algunos de los tópicos preferidos de esta serie. Como no podía ser de otra manera, el escándalo volvió a tocar la puerta a este programa de televisión a través de Kim Richards (una de las protagonistas de “Real Housewives of Beverly Hills”).

Kim es una exestrella, ya que en su niñez participó de varias películas y algún que otro programa como “La familia Ingalls”, pero sobre todas las cosas Kim es la tía preferida de Paris y Nicky Hilton. Como para que te vayas haciendo una idea de cuan bizarra puede ser su vida.

La semana pasada, en medio de un errático comportamiento, Kim Richards terminó en prisión. Ella se excusa tras un estresazo, nosotros lo adjudicamos al alcohol.

Hay que reconocer que la “celebrity” está pasando por momento de tensión y quizás necesitaba alguna cara conocida que le preste un rato el oído, pero obviamente esto no pasó, ya que todo el escándalo sucedió luego de volver a ver un capítulo del programa. Kim está peleada con Lisa Vanderpump y Lisa Rinna, esto es de público conocimiento. También hace un par de temporadas que su relación con su hermana Kyle no es la misma. Su obligación con el canal que la tiene contratada era twittear en vivo a la hora que el programa salía, pero parece que esto fue demasiado para Kim, que se le sumó a una cantidad de problemas ya existentes. Su exmarido, con el que sigue conviviendo, está pasando por un muy complicado cáncer. Su hijo acaba de ser echado de la universidad, tiene problemas financieros y su hija Brooke está en plena planificación de casamiento (sabemos que eso puede volver loco a cualquiera).

La muy concheta de Kim apareció en el Hotel´s Polo Lounge para cenar con unos amigos, hasta ahí todo bien. El desastre comenzó cuando sus amigos se fueron y ella se dirigió directamente a la barra del hotel. Luego, la siempre paqueta, comenzó a gritar y a reírse de otras personas que estaban tranquilamente tomando algo en el bar, hablaba sola y no se le entendía mucho. Comenzó a tratar mal al personal y a putear a cualquier persona que la miraba. Un barman intentó fallidamente acompañar a la dama de 50 años afuera pero ella se resistió, y ahí es cuando llamaron a seguridad.

Cuando Kim estaba siendo acompañada afuera del establecimiento pidió ir al baño y allí mismo se encerró. No podían abrir la puerta ni sacarla, así que llamaron a la policía y luego de varios berrinches terminó en prisión. Obviamente, cuando esta noticia se dio a conocer, Kim ya tenía arreglado su paseo por todos los canales.

Todo un hombre maduro

Y así como llegó se fue el amor entre Ariana Grande y Big Sean. Sin confites pero con mucho quilombo. La relación solo duró 8 meses y, si bien se acaba de hacer pública su separación, parece que hace rato que estos dos cantantes están en crisis. Según dicen, el rapero cortó la relación por considerarla a Ariana una pendeja inmadura. Todo bien, pero el naboletti este de 27 años sabía perfectamente dónde se metía cuando comenzó a salir con esta wannabee diva de 21 años. Después no me digan que no les avisé, pero esta Ariana Grande tiene el mismo talento para la música que Mariah Carey en sus comienzos y, lamentablemente, comparten el talento para romper las pelotas.

La relación comenzó a resquebrajarse cuando el rapero se presentó en “House of Blues” en West Hollywood. Desconozco de qué se trata, pero parece que este show era el más grande de su incipiente carrera y toda su familia y amigos estaban ahí para apoyarlo.

Todos menos Ariana. Pobre Big Sean. Qué llorón, por Dios. Ariana tenía una gran excusa para no estar acompañando a su amorcito: al otro día se presentaba en la entrega de premios de los Grammy (ves, eso es una buena excusa). El rapero también se quejó que él viajó a verla 10 veces más de las que ella lo hizo para verlo a él. Aparentemente, ella lo obligaba a pagarse un jet privado y gastar miles y miles de dólares para ir a verla. ¿No te estás muriendo de pena? No me queda muy claro quién es más bobo de estos dos.

La mejor parte es que parece que estos extortolitos tuvieron una mini ruptura y cuando se estaban reconciliando Ariana hizo un show junto a un muy toquetón Justin Bieber (siempre en la mitad del quilombo, felicitaciones), y esto arruinó los planes de cualquier relación. Si bien en las grabaciones de ese show podemos ver a Ariana muy incómoda con el manoseo de Justin e incluso ella le hace una seña para alejarse, Big Sean cree que todo esto estaba planeado de antemano para lastimarlo. Qué susceptible este macho.

Los Vengadores

Te juro que mi intención no es ser racista ni xenófoba bajo ninguna circunstancia. Pero convengamos que a veces me la hacen bastante complicada. Sobre todo cuando la población en cuestión es tan imbécil y mojigata. Posta, yankis, media pila. Es increíble cómo de la nada misma hacen un escándalo.

Todo empezó en una hermosa rueda de prensa con los protagonistas de la recién estrenada “Avenger: Age of Ultron”. En plena entrevista con Chris Evans (Capitán América) y Jeremy Renner (Hawkeye), los actores bastante podridos ya de pasarse todo el día contestando preguntas a los periodistas, decidieron reírse un poco. Uno les preguntó qué pensaban sobre una posible relación entre Black Widow (el personaje que interpreta Scarlett Johansson), Hawkeye y Capitán América. a lo que Renner contestó: “es una puta”. Los dos actores comenzaron a reírse a carcajadas y Evans le dio la razón. El video se viralizó y los graciosos actores quedaron en la mitad del huracán de comentarios, desde defendiendo el comentario sarcástico a gente amenazándolos de muerte por ser tan antifeministas. El pobre de Jeremy Renner tuvo que hacer unas disculpas públicas luego de este evento y dijo que se habían comportado de una manera muy juvenil y ofensiva a toda la comunidad femenina. Y pidió perdón a los fans si se vieron ofendidos por este comentario desubicado sobre un personaje de ficción. Posta. De ficción, no es que le dijo “trola” a la mismísima Scarlett, no es para tanto.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.