En 2010 la Unión Argentina de Rugby (UAR) dio luz verde para la formación de un equipo al que se denominó Pampas XV: el primer conjunto profesional de rugby de nuestro país, una especie de seleccionado “B” que sirvió de base y consolidación para los jugadores de todas las uniones. Además, la creación de este equipo comenzó a saldar un viejo reclamo: la posibilidad en una competencia regular de primer nivel.

Tres años antes, Los Pumas se colgaron la medalla de bronce en el Mundial de Francia con un resultado histórico e inédito para la disciplina. Ese podio ayudó para que International Rugby Board (IRB, actual World Rugby) apoye económicamente a la UAR, que en su idea de progreso y profesionalización de sus selecciones decidió impulsar el Plan de Alto Rendimiento, una estructura de primer nivel desarrollada en todo el país para abastecer a Pampas XV y con el correr de los años a Los Pumas.

Claro que esta incursión en el profesionalismo trajo varias disputas entre la UAR y la URBA (Unión de Rugby de Buenos Aires), ya que estos últimos se opusieron en forma tajante a que jugadores profesionales disputen sus torneos. Sin embargo, ambas partes llegaron a un acuerdo para que una vez terminada la competencia en suelo sudafricano y sin contrato con la UAR, los jugadores se puedan reincorporar en sus respectivos clubes.

La experiencia de Pampas XV duró 5 años: de 2010 a 2015. Durante los primeros 3 se instaló en Sudáfrica para disputar la Vodacom Cup, donde se coronó campeón en la edición 2011, mientras que en 2014 y 2015 el equipo argentino cambió Sudáfrica por Australia, donde por dos años compitió en la Pacific Rugby Cup, en la que obtuvo el título en sus dos participaciones.

2010-2013: experiencia en Sudáfrica

Vodacom Cup fue un torneo que se disputó en Sudáfrica entre 1998 y 2015 y fue considerado el tercer campeonato en importancia detrás del Super Rugby y la tradicional Currie Cup (torneo que se juega desde 1892).

En su primera participación, Pampas XV integró la zona sur junto con Bolland Cavalliers, Border Bulldogs, Eastern Province, Free State, Sharks XV, SWD Eagles y Western Province.

La fecha histórica del debut fue el 26 de febrero de 2010 en el estadio Nelson Mandela Bay de Puerto Elizabeth frente a  Eastern Province. El resultado final fue un empate en 27 puntos. El equipo que mandó Daniel Hourcade a la cancha fue: Felipe Bettolli, Agustín Creevy (capitán) y Nahuel Tetaz Chaparro; Carlos Cáceres, Mariano Galarza; Genaro Fessia, Tomás Leonardo, Miguel De Achaval; Agustín Figuerola y Benjamín Urdapilleta; Mauro Comuzzi, Santiago Fernández, Miguel Avramovic, Martín Bustos Moyano; Martín Rodríguez. Creevy mediante un try fue el primero en marcar en la era profesional de nuestro rugby.

En 2010, Pampas XV no pudo superar la fase de grupos y terminó en la quinta posición con 20 puntos producto del empate del debut, tres victorias (SWD Eagles, Border Bulldogs y Free State) e igual cantidad de derrotas (Boland Caveliers, Western Province y Sharks XV). Martín Bustos Moyano (back formado en Cordoba Athletic) y Agustín Gossio (wing de Newman) fueron los tryman con cinco conquistas cada uno.

En la edición de 2011, el equipo argentino imprimió su nombre en el mundo del rugby al coronarse campeón invicto de la Vodacom Cup. Integró la zona sur (como en 2010) pero, a diferencia de la edición anterior, los rivales fueron de la zona norte y la marcha del equipo de Hourcade fue arrolladora: ganó todos los encuentros (Griffons, Golden Lions, Blue Bulls, Griquas, Leopards, Pumas, Welwitschias y Falcons). Fue el conjunto en sumar más puntos y marcar más tries.

Potchefstroom fue la ciudad que sirvió como base de operaciones del equipo argentino y también como escenario del conjunto nacional en la fase final, en el estadio Olen Park. Free State Cheetas fue el rival en cuartos, donde los argentinos vencieron por 41-34 en tiempo extra. Luego llegó el  turno de Sharks XV en semifinales con victoria por 41 a 26.

El 13 de mayo de 2011 se convirtió en otra fecha histórica en la historia del rugby argentino. Ese día Pampas XV salió a la cancha para disputar la gran final con estos jugadores: Bruno Postiglioni, Agustín Creevy y Maximiliano Bustos; Benjamín Macome, Mariano Galarza; Miguel de Achaval (capitán), Julio Farías Cabello, Leonardo Senatore; Martín Landajo  y Nicolás Sánchez; Juan Imhoff, Agustín Gossio, Gabriel Ascárate, Román Miralles; Joaquín Tuculet. Mientras que en el banco de relevos dijeron presente: Mauricio Guidone, Nahuel Tetaz Chaparro, Genaro Fessia, Tomás Leonardi, Tomás Cubelli, Santiago González Iglesias y Belisario Agulla.

El equipo, que comandaba por ese entonces la dupla Hourcade y Mauricio Reggiardo, superó a Blue Bulls (campeón de la edición 2010) por 14 a 9, gracias al try de Agustín Gossio y los penales de Nicolás Sánchez y González Iglesias. De esta manera, un equipo argentino se consagró campeón por primera vez en un torneo profesional. El rosarino Juan Imhoff fue el tryman del equipo y también del torneo, con 10 conquistas.

Las ediciones de 2012 y 2013 fueron las últimas de Pampas XV en la competencia sudafricana y en ambas ocasiones no pudo superar los cuartos de final. En los años 2014 y 2015 se cambió el calendario del elenco argentino. Australia se convirtió en el nuevo anfitrión y un nuevo desafío se puso en marcha.

2014-2015: consolidación

Pacific Rugby Cup es un torneo organizado por la IRB que incluye a franquicias y seleccionados alternativos de las islas del Pacífico Sur como Australia, Nueva Zelanda, Fiji, Tonga y Japón.

Para ese entonces, Daniel Hourcade se alejó de Pampas XV para tomar la dirección técnica del seleccionado argentino de cara al Mundial de 2015 en Inglaterra, por lo tanto, Raúl «Aspirina» Pérez (años mas tarde se convertiría en el primer técnico de Jaguares) y Nicolas Gaitán asumieron como entrenadores.

Tanto en las ediciones de 2014 y 2015, el conjunto argentino se coronó campeón de manera invicta y consolidó la estructura profesional del rugby en nuestro país.

En la primera participación en 2014, Pampas XV integró el Grupo B junto con Tonga A, Samoa A, Gen Blue (un equipo B de los Waratahs australianos) y Brumbies A, donde se impuso en todos los partidos. Se ubicó en el primer lugar de su zona y se enfrentó en la final a Reds A, el equipo alternativo de los de Brisbane que participan en el Super Rugby.

El resultado fue de 36 a 21 para los argentinos, gracias a los tries de la “Pantera” Manuel Montero, Martín Landajo y Román Miralles. También sumaron con sus patadas Patricio Fernández y Santiago Gonzalez Iglesias (quien también sumó un try).

La historia en 2015 fue similar: ganador invicto de su grupo tras superar a Fiji Warriors, Tonga A y Canada A. La final fue en la ciudad de Suva en Fiyi frente a los locales, la selección B de la isla, con la que el equipo argentino se midió en la primera fase. ¿El resultado? Victoria argentina por 17 a 9, con tries de Santiago Cordero y Jerónimo De La Fuente. “Rete” Gonzalez Iglesias aportó dos conversiones y un penal.

La formación de Pampas XV en la final fue: Lucas Noguera Paz, Julián Montoya y Matías Díaz; Guido Petti, Matías Alemanno; Tomás Lezana, Javier Ortega Desio y Facundo Isa; Felipe Ezcurra y Santiago Gonzalez Iglesias (capitán); Manuel Montero, Jerónimo De La Fuente, Matías Moroni, Ramiro Moyano; Santiago Cordero. Más tarde ingresaron Martín Landajo, Santiago Iglesias, Bruno Postiglioni, Gerónimo Albertario, Lucas Martínez, Lisandro Ahualli de Chazal y Emiliano Boffelli.

Balance

Pampas XV fue un paso gigante para la evolución del rugby argentino tal como lo conocemos en estos días. La base del equipo que salió a la cancha en la final del año 2015 fue la que disputó el mundial ese mismo año en Inglaterra, donde se alcanzó el cuarto puesto.

También buena parte de esos jugadores son los que defendieron la camiseta de Jaguares desde 2016 hasta la edición de este año. Además, fueron mundialistas en Japón el año pasado, en un certamen que es mejor olvidar.

De los primeros Pampas XV en 2010, Agustín Creevy sigue siendo una voz de mando en Jaguares y Los Pumas, o Santiago Fernández sigue desplegando su magia en su amado Hindú todos los sábados en los torneos de la URBA. También pasaron terribles trymans como Juan Imhoff o Santiago Cordero y jugadores “world class” como Facundo Isa, Pablo Matera o Guido Petti. Es injusto dejar de nombrar a todos los que calzaron la camiseta para construir las bases del rugby argentino de cara al mundo.

A todos ellos y a diez años de la creación del primer equipo argentino profesional, ¡salud!