Por primera vez en la historia la industria de la música rompe el paradigma de la venta en formato físico como parámetro y tiene en el ámbito digital a su principal ingreso.
Así lo documenta el Informe Anual de la Federación Internacional de la Industria Discográfica, que expresa que los formatos digitales representaron en 2015 el 45% de la comercialización frente al 39% del tradicional soporte material. Vale mencionar que lo restante (el 6%) está comprendido por los ingresos monetarios por presentaciones en vivo y porcentajes de productores.
Además, en relación al año anterior, el crecimiento se sitúa en el 10,2% para la venta de música online. Para tener un panorama más concreto, por ejemplo, la venta de vinilos (que actualmente pareciera estar en auge) y de discos compactos cayeron 4,5% si comparamos 2014 con 2015.
Otro dato curioso es que las compañías discográficas cerraron 2015 como el mejor balance anual de los últimos 20 años, al incrementar la facturación 3,2%. Y, por si aún no alcanzaran las métricas para ver cómo se posiciona el mercado digital, el streaming generó ingresos por 2.900 millones de dólares (casi el 20% del total de la industria musical) para reflejar una suba del 45,2 por ciento en relación con el año precedente. Según Michael Nash, vicepresidente ejecutivo de Estrategia Digital de Universal Music, «se está dando la migración de los usuarios hacia el streaming» y las suscripciones hacia servicios premium ya ronda los 68 millones de usuarios (41 millones en 2014 y 8 millones en 2010).
Al respecto, el músico y productor Diego Mercado afirma al referirse al necesario cambio de paradigma que «este circuito de comercialización y consumo que ya está establecido hace más de una década implica una renovación estética y técnica en la manera de producir y consumir música grabada». Además, el artista y empresario musical cree que la razón y «el por qué hoy superaron las ventas digitales, es por una crisis de la industria discográfica a nivel global» y la acertada visión que llevó a los nuevos mercados «a plegarse hacia lo que no pudieron vencer».
Asimismo, el productor musical y artista Claudio Ledda coincide con esta posición pero realiza una crítica a las plataformas online, ya que cree que «básicamente, el formato digital supera al físico (era solo cuestión de tiempo) por el auge desde hace unos años de los smartphones y otros dispositivos que, además, siguen en alza. Como músico, la mala noticia es que las plataformas que manejan descarga de música digital no cumplen con lo debido, y no está lo suficientemente bien reglamentado para que el dinero correspondiente llegue al bolsillo de quien más lo merece: el músico. Es obvio que la gente ya se acostumbró a comprar música de esa manera, y aún falta que el músico argentino se convenza de que ya ni siquiera es el futuro, sino el presente», expresa el artista.
Finalmente, en cuanto a cifras concretas podemos considerar a Latinoamérica como la región que más influenció para que estos números tengan el desarrollo antes citado, ya que por quinto año consecutivo es la que más aumentó sus ingresos y cerró 2015 con un crecimiento de 11,8%, mientras que en Asia fue de 5,7%, Europa 2,3% y Norteamérica 1,4%.