En un encuentro cargado de emoción y más actitud que buen nivel de juego, los dos equipos de Madrid cerraron la edición 2015/2016 de la UEFA Champions League con una final poco vistosa pero sí repleta de momentos que quedarán en la retina de los simpatizantes de este deporte y de los presentes en el Estadio San Siro en Milán, Italia. Por ejemplo, la gran cantidad de jugadores con calambres y algunas decisiones del árbitro inglés Mark Clattenburg se incluyen en los hechos destacados en la 11° UEFA Champions League que consiguió el Real Madrid que entrena y dirige Zinedine Zidane.
El partido comenzó con un Real rápido y con un planteo ofensivo que dejó de lado la estrategia para depositar todas las esperanzas en arrestos y conexiones individuales, algo a lo que nos tiene acostumbrados este club. Gareth Bale, Luka Modric y un sobresaliente Toni Kroos representaban la principal carta ofensiva del Merengue. Y tanto fue así que a los 6 minutos ya tenía en las estadísticas la primera jugada clara de gol que tapó Jan Oblak sobre la línea.
De todas formas, la apertura del marcador no se hizo esperar y una inocente falta de Juanfran en el sector izquierdo del ataque del Real Madrid permitió el centro que Bale peinó y le dejó a Sergio Ramos debajo del arco para tocar el balón y poner las cosas 1-0 cuando iban 15 minutos de comenzado el encuentro. Vale aclarar que el tanto debió ser anulado por posición adelantada del defensor emblema, pero para no caerle al árbitro en la crítica es necesario comentar que se trató de una distancia ínfima y vista luego de varias repeticiones.
Luego del gol, y contrario a lo pensado, los vestidos de blanco perdieron la tenencia de pelota y el Atlético de Madrid comenzó la embestida, una característica del equipo de Diego Simeone. Pero el Colchonero no pudo capitalizar apenas comenzado el segundo tiempo porque Antoine Griezmann estrelló contra el travesaño un disparo desde el punto penal y recién cuando se cumplieron 79 minutos de juego un centro bajo desde la derecha encontró al ingresado Yannick Carrasco (la figura del partido), en el mismo lugar que Ramos en el primer gol, y este la empujó para decretar el 1-1.
Así, sin más emociones que los intentos de contragolpe del Real y las aguerridas ganas del Aleti para evitar el tiempo suplementario, llegaría el periodo extra, que tuvo al club que dirige el Cholo como protagonista y al que se vio más animado en búsqueda de evitar la serie de penales. Pero no pudo ser, no se vivieron situaciones de gol y por eso todo se definiría desde los doce pasos.

La definición por penales

Lucas Vázquez comenzó la serie de penales y definió suave abajo al palo izquierdo de Jan Oblak, que no se movió. 1-0
Antoine Griezmann ejecutó para el Aleti y puso el zurdazo abajo al medio del arco. 1-1
Marcelo tiró abierto al mismo lugar que Vázquez. 2-1 para el Merengue.
Gabi cruzó alto al primer palo. Nada que hacer y marcador igualado 2-2.
Gareth Bale, acalambrado, lanzó también muy despacio al rincón izquierdo del arquero. 3-2.
Saúl Ñíguez disparó suave y abajo con zurda y puso las cosas 3-3.
Sergio Ramos no falló y con otro lanzamiento, siempre al mismo lugar, volvió a poner al Real Madrid arriba por 4-3.
Juanfran se equivocó en su remate y estrelló la pelota contra el palo derecho de Navas.
La oportunidad de sellar el resultado quedó en los pies de Cristiano Ronaldo, que se encargó de liquidar el pleito con un disparo al palo izquierdo de Oblak, dejar el marcador en 5-3 y darle la Champions League al equipo que más veces se quedó con el trofeo.

Formaciones e incidencias

Real Madrid: Keylor Navas; Sergio Ramos, Dani Carvajal, Pepe, Marcelo; Luka Modric, Toni Kroos, Gareth Bale, Casemiro; Cristiano Ronaldo, Karim Benzema. Director técnico: Zinedine Zidane. Ingresaron Lucas Vázquez, Isco y Danilo.
Atlético de Madrid: Jan Oblak; Diego Godín, Filipe Luis, Stefan Savic, Juanfran; Koke, Augusto Fernández, Gabi, Saúl Ñíguez; Antoine Griezmann, Fernando Torres. Entrenador: Diego Simeone. Ingresaron Yannick Carrasco, Lucas Hernández y Thomas Partey.
Goles: a los 15 minutos abrió el marcador Sergio Ramos y empató el juego Yannick Carrasco a los 79′.