Con el fin de terminar con «décadas de atropello y de estafa», el presidente Mauricio Macri anunció que se enviará al Congreso un proyecto de ley para saldar las deudas con los jubilados que no perciben la jubilación que les corresponde.
El proyecto cancelatorio se hará con los mayores más allá de que estén o no en proceso judicial para obtener un reajuste automático de haberes. Se calcula que los jubilados beneficiados serían unos 2,5 millones que perciben menos de lo que corresponde y la mejora en las jubilaciones estaría entre un 35 y 45 por ciento en base a la actualización determinada en los fallos Badaro y Elliff. En los casos de las personas que están con juicio iniciado y hayan obtenido sentencia se les pagará los haberes retroactivos un 50% en efectivo y el resto en cuotas actualizadas. Por su parte, quienes no tengan sentencia cobrarán hasta un máximo de 48 meses retroactivos, también la mitad al contado y mitad en cuotas.
De acuerdo al contenido de la iniciativa, los fondos para poder afrontar los pagos se obtendrán de un blanqueo de capitales no declarados de argentinos en el exterior y del flujo de utilidades del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES). Se estima que el costo anual solo para el pago de juicios alcanzará los 75.000 millones de pesos.
Macri dijo que el proyecto de ley «reparatorio» para los jubilados «busca resolver todas las situaciones: se ajustará el haber de aquellos que hoy no cobran lo que corresponde, esté o no en trámite judicial. Estos últimos tengan o no sentencia firme cobrarán su plata, y aquellos que se jubilen comenzarán cobrando lo que les corresponde».
En el acto de presentación, que se desarrolló en el Centro Cultural «Julián Centeya», el Jefe de Estado también informó que se lanzará una Pensión Universal a la Vejez para quienes hayan alcanzado la edad jubilatoria pero no cumplan con los requisitos para jubilarse. Quienes accedan a este beneficio habilitará a los mayores a no tener que esperar por una moratoria para poder jubilarse. En este caso el haber será del 80% de la mínima, equivalente a 3.967,20 pesos si tenemos en cuenta los valores actuales.
Respecto del blanqueo de capitales, Macri señaló que «hay miles de millones de dólares de argentinos que están en el exterior, que se los llevaron porque no confiaron en el Estado, tenemos que decirles que nos acompañen. Por eso los invitamos a hacer un repatriamiento fiscal, a blanquear estos fondos y comenzar una etapa donde todos pongamos lo que tenemos que poner».
Además, el mandatario pidió al Parlamento que «se aboque en tiempo record» al tratamiento del proyecto de ley, a la vez que reclamó que se produzca un «debate con seriedad y profundidad pensando en el futuro porque esto no se tiene que volver a repetir, porque se necesita un sistema jubilatoria justo, equitativo y a largo plazo».

«Una de las medidas más importantes de los últimos 25 años»

El titular de ANSES, Emilio Basavilbaso, reclamó que sea «cuanto antes» la aprobación de ley para pagarles a los jubilados. En ese sentido, y pese a que varios legisladores manifestaron su apoyo a la medida, el funcionario señaló que «el límite para que se aprueba la ley es septiembre, no debería haber mucha discusión».
Al hablar del proyecto, Basavilbaso afirmó que el mismo se orienta a lograr que las jubilaciones alcancen el 82% de los sueldos de los trabajadores en actividad. «Estamos yendo en esa dirección. De hecho, el Presidente lo dijo en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso y ya lo hemos conseguido para las jubilaciones mínimas. Hoy están en $ 4.950 y eso representa el 82 por ciento de los $ 6.060 del salario mínimo vital y móvil. Con esto, que en total significa para los más de 2.5 millones de jubilados un aumento promedio del 40 por ciento, va tendiendo al 82% móvil para los adultos mayores que no ganen la jubilación mínima», explicó.
Por otra parte, el titular de la ANSES remarcó que «hay algunos jubilados que cobran la mínima que van a ver aumentada su jubilación a partir del pago de los juicios» y añadió que se va a incrementar el haber de todos los jubilados tal como lo fija la ley de movilidad jubilatoria, y que «a partir de la sanción de la ley, ANSES va a jubilar bien a todos los adultos mayores. Porque se seguía liquidando mal la jubilación de los que se incorporaban».
Respecto de la iniciativa que se enviará al Congreso, Basavilbaso la calificó de «la medida más importante de los últimos 25 años en la Argentina», aunque destacó que si alguna persona cree que es perjudicado con la medida, tiene la opción de no acogerse a la ley e iniciar un juicio. «Hemos hablado con muchos jubilados y la verdad es que a todos les conviene», expresó.
Finalmente, el funcionario señaló que una vez que la ley esté vigente los beneficiarios «pueden ir a las oficinas del ANSES, también habrá un trámite simplificado en la web, solicitar que se le actualice el haber, se le entrega un turno, firma el acuerdo y a partir de ese día empieza a cobrar bien». También explicó que si bien «es inmediato el reconociendo del derecho», hay «un máximo de 100.000 correcciones por mes» que puede hacer el Estado, y señaló que «si se adhieren todos los jubilados, vamos a tardar en regularizar dos años».