Apenas concluidos los octavos de final de la UEFA Champions League, se realizó este viernes el sorteo de la siguiente instancia y quedaron armados cuatro cruces que bien podrían ser finales continentales.
Con los partidos entre Bayern Munich (Alemania) y Real Madrid (España), Juventus (Italia) ante Barcelona (España), Atlético de Madrid (España) contra Leicester City (Inglaterra) y Borussia Dortmund (Alemania) cara a cara con Mónaco (Francia), los cuartos de final de la mejor competencia mundial a nivel clubes tendrá ocho encuentros que, a priori, tendrán atentos a todos los aficionados del fútbol.

El campeón defiende el título

Al actual campeón, Real Madrid, no podía tocarle un rival más complicado, que viene de golear en sus dos choques ante Arsenal de Inglaterra por 5-1 (apabullante 10-2 en la serie). El conjunto alemán además tiene en el banco a un viejo conocido de la Casa Blanca: el entrenador Carlo Ancelotti, que con el club español obtuvo la décima Champions League de la institución. «Es uno no de los peores rivales que nos podían tocar, sin ninguna duda. También para ellos. Sabemos la dificultad que vamos a tener, Carlo Ancelotti nos conoce bien. Nos hubiera gustado enfrentarnos más adelante en la competición, pero ahora hay que preparar bien el choque», expresó Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid.

El Barça no quiere más disgustos

Otro club que no tendrá un cruce para nada sencillo es Barcelona, que luego de la épica remontada ante Paris Saint-Germain se verá con la regularidad de la Juventus, que viene de eliminar sin sobresaltos a Porto. «En cuartos no hay equipos fáciles. Este año estamos en muy buena dinámica y con la moral por las nubes, pero respeto máximo. Espero que no lleguemos al extremo de tener que hacer otra remontada», comentó Jordi Mestre, vicepresidente tercero del club culé. Su colega de la Vecchia Signora, Pavel Nedved, coincidió y reveló que «seguramente será dificilísimo de afrontar. Es complicado decir si el Barcelona es el equipo más difícil, porque hay grandísimos equipos en esta ronda. Hay máximo respeto, pero no hay nada imposible en el fútbol. Es interesante afrontar ahora al Barcelona para ver en qué nivel estamos nosotros», dijo quien supo ser figura del equipo de Turín.

Los «otros» equipazos

Los que no tienen historial previo en Champions League son los madridistas del Atlético y la revelación del fútbol europeo, el debutante Leicester City, que pese a cambiar de entrenador mantiene el nivel de juego que lo supo llevar a obtener la Premier League en la pasada temporada. Al respecto de este cuadro, Clemente Villaverde, gerente del Colchonero que entrena Diego Simeone, comentó que «en la eliminatoria anterior y la fase de grupos ha demostrado que es un equipo a tener en cuenta y la dificultad va a ser máxima. El Leicester está aquí por méritos propios».
Finalmente, el último de los cruces de cuartos de final tendrá a Borussia Dortmund y Mónaco, dos equipos con jugadores jóvenes y con juego rápido, que pueden convertirse en sorpresivos finalistas si logran mantener la identidad que les permitió llegar hasta esta instancia. El club del principado dejó en el camino al Manchester City de Pep Guardiola y el equipo teutón eliminó al Benfica con una goleada por 4-0 en la revancha.
Ahora que se sabe quiénes se medirán, solo resta esperar a los juegos de ida los días martes 11 (Juventus – Barcelona y Borussia Dortmund – Mónaco) y miércoles 12 de abril (Atlético de Madrid – Leicester City y Bayern Munich – Real Madrid), mientras que los partidos de vuelta serán una semana posterior. Recordemos que los encuentros por semifinales serán el 2 y 3 de mayo (las revanchas siete días después) y la final de la competencia será en Cardiff el sábado 3 de junio.