El lunes 9 de noviembre, de manera sorpresiva, el expresidente de Perú, Martín Vizcarra, fue vacado por incapacidad moral por la representación nacional del Congreso de la República por 105 votos a favor de 130 congresistas (para vacar a un presidente se necesitan dos tercios, es decir, 87 votos).

Vizcarra afrontaba así su segunda moción de vacancia tras salir a la luz una serie de testigos que aseguran que el mandatario recibió coima de hasta 2 millones de dólares cuando era presidente regional de Moquegua, al sur del país. Esto generó desconfianza y falta de credibilidad en los actos seguidos del ahora expresidente.

Horas después, y como manda la Constitución, el presidente del Congreso, Manuel Merino De Lama, asumiría el puesto, lo que originó el repudio de los peruanos más jóvenes y, posteriormente, de la gran mayoría de peruanos que durante 3 días salieron a las calles a protestar.

Merino De Lama, entre otras cosas, fue desacreditado por no tener ningún tipo de estudios técnicos o universitarios y acusado por la población de haber organizado la vacancia de Vizcarra para ejercer el cargo sin mérito alguno. Sin embargo, este Congreso lo eligieron los peruanos hace unos meses tras la disolución del anterior por el propio Martín Vizcarra.

Las protestas en tres días dejaron a la fecha 3 jóvenes muertos y 40 desaparecidos, por lo que las organizaciones defensoras de derechos humanos solicitaron el ingreso a los fuertes y bases más importantes de las Fuerzas Armadas para verificar si hay jóvenes secuestrados. Cientos de heridos y detenidos y cambios de leyes en estos días van en contra de una buena administración de la Nación y fueron el detonante para que 13 de 18 ministros renuncien a sus cargos y las autoridades más importantes y gremios del país dieran la espalda a Merino De Lama, quien acaba de presentar su renuncia al mediodía de este domingo 15 de noviembre. El Gabinete renunciante se mantendrá en sus cargos hasta ser reemplazados en pocas horas.

Desde la asunción al poder de Pedro Pablo Kuczynski en 2016 hasta la fecha, Perú tuvo 3 presidentes y, en solo algunas horas, el pleno del Congreso de la República debe elegir un nuevo presidente de la directiva, que asumirá el cargo que deja Merino De Lama.

Por estos motivos, se vocean nada menos que a tres congresistas mujeres para asumir el cargo y convertirse en la cuarta presidente en la misma cantidad de años, sino la primera mujer en asumir la presidencia.

De esta manera, Perú tiene 4 caminos para no retroceder y generar mas crisis: el primero es esperar al Tribunal Constitucional, donde existe una demanda para anular la vacancia de Martín Vizcarra y que retorne al poder después de una semana, junto a todos sus ministros; en segunda instancia, el Congreso de la República deberá elegir otro presidente encargado entre sus miembros que votaron en contra de la vacancia; la tercera opción es aceptar la renuncia voluntaria de los poderes ejecutivo y legislativo y que asuma un gobierno militar (poco probable pero no imposible); finalmente, la cuarta senda es la del Golpe de Estado.

Las protestas en Perú no terminarán, pues al igual que Chile, se pide adelanto de elecciones (convocadas para el mes de abril), así como la conformación de una Asamblea Constituyente para que modifique la Constitución actual que data de 1993 bajo el mandato del expresidente Alberto Fujimori.

Artículo elaborado especialmente para puntocero por Jaime William Mostacero Baca.