El serbio Novak Djokovic se convirtió, este domingo en Londres, en el mejor tenista de 2020 al recibir la distinción anual que entrega la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

Además, el mejor rankeado del mundo se convirtió en el que más veces recibió este reconocimiento e igualó, con seis premios, a Pete Sampras (precisamente su ídolo). Djokovic cerró la temporada en lo más alto de la misma forma como sucedió en 2011, 2012, 2014, 2015 y 2018.

Al aceptar el trofeo de manos de Andrea Gaudenzi, presidente de ATP, «Nole» declaró que «es un año extraño para todos con un parón de seis meses. Reiniciamos la temporada en agosto y continué donde lo había dejado con una gran actuación. Estoy muy feliz de cómo fue todo”. Además, el serbio agradeció «a mi equipo por apoyarme en los momentos difíciles y confiar en mí. Esta es la coronación de todos los logros del año y es increíble haber conseguido el N°1 al final del año por sexta vez”. “Obviamente estoy muy orgulloso de ello, pero tengo emociones encontradas por todo lo que está pasando en el mundo. No se puede ignorar esto, aunque haya alcanzado uno de los mayores logros en el deporte. Siento que mucha gente en el mundo está pasando dificultades y mi corazón está con ellos”, concluyó el tenista.

En cuanto a lo realizado en 2020, Djokovic (con 33 años y 11.830 puntos para defender) tiene un récord de 39 triunfos y 3 derrotas con 4 títulos alcanzados en Australia, Estados Unidos, Italia y Emiratos Árabes Unidos.