Carrocería roja y brillante, además de una historia que gira en torno a un coche que necesita de un dueño para saciar su sed de sangre es todo lo que necesitó la empresa americana Chrysler para transformar a su modelo Plymouth Fury del año 1958 en un vehículo de culto para siempre.

christineComo si le hubiese vendido el alma al diablo, este auto permanece en nuestro ideario como una joya impecable del mundo automotor vinculada a la industria cinematográfica. Porque si hay relaciones duraderas en este ámbito, esas son las de los automóviles y las películas.

Precisamente, si hablamos de amores existen esos que te consumen la vida. De eso se trata “Christine”, la obra del escritor más grande de todos los tiempos en el género del terror: Stephen King. Pero esto no es todo, porque si complementamos con uno de los directores referentes del mundo de lo oscuro como lo es John Carpenter, tenemos garantizada una gran historia.

“Christine” es el nombre que titula este film de 1983 y es el mismo con el que Arnie (un joven estudiante que por fin puede comprarse su primer auto) bautiza a ese destartalado modelo de 1958 que encuentra en la casa de un viejo granjero.

El flechazo se produce a primera vista. Toda una historia de amor, de locura y de muerte. El auto, al volver a tener un dueño, cobra vida y se restaura parte por parte para deleite de todos los admiradores del diseño automotriz.

christinePero lo que importa en esta ocasión es conocer más de este vehículo hoy convertido en un objeto de culto gracias a su escasa producción. Solamente fueron lanzados al mercado 5.000 unidades y restemos inmediatamente alrededor de 15 coches que se utilizaron en la película y fueron destruidos en las filmaciones.

La producción del Plymouth Fury comenzó en el año 1956 y continuó hasta 1969, pero no todas sus ediciones fueron idénticas. De hecho, posterior a la cinta antes mencionada su alerón trasero incrementó sus dimensiones. Otro punto que hay que considerar a la hora de analizar el porqué de su valor sentimental para considerarlo un auto de colección, es que la policía de Estados Unidos lo utilizó regularmente por su maniobrabilidad, buena respuesta y velocidad. En resumen, deben quedar muy pocos ejemplares originales en el mundo.

Otro aniversario

Una década después de esta producción de Columbia Pictures, Universal hizo lo propio con una historia que cambió para siempre no solo el curso de los efectos especiales en el cine, sino que además, y por si fuera poco, revolucionó una teoría hasta este momento indiscutible.

jurassic-park-3d-trex

Se trata de la historia de Michael Crichton titulada “Jurassic Park”, llevada a la pantalla grande por Steven Spielberg.

Hasta ese momento nadie dudaba de que los reptiles eran quienes descendían directamente de los dinosaurios, pero en el film protagonizado por Sam Neill, Laura Dern y Jeff Goldblum se plantea que las aves evolucionaron de estos seres extintos.

De todas formas, recientemente científicos de la Universidad de Manchester rechazaron la teoría desarrollada en la película en la que, a través de la conservación del ADN en la resina fosilizada (convertida en ámbar) se puede volver a la vida a estos gigantes que “gobernaban el mundo”. La afirmación de uno de ellos, David Penney, es terminante: “El ADN no sobrevive en esa sustancia. La idea solo puede subsistir en el cine”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.