El primer punto de conexión para permitir a más personas acceder a internet y acortar la brecha en el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) fue inaugurado este lunes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De esta forma, el Programa de Conectividad para Barrios Populares comenzó a operar para ofrecer el servicio en la Villa 20 en el barrio de Lugano.

La iniciativa, financiada por el Gobierno a través del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) en conjunto con diversas organizaciones sin fines lucrativos, posibilitó que la Asociación Civil Atalaya realice el correspondiente avance en infraestructura para que las y los habitantes de la zona cuenten con conectividad. Al respecto, ENACOM adjudicó a la entidad un importe de 13.676.614 pesos en Aportes no Reembolsables (ANR).

«Esto es un paso adelante porque, para nosotros, la conectividad es un derecho humano básico y, de esta manera, con políticas concretas y con un Estado Nacional presente, decimos sí a la conectividad para todos», expresó Gustavo López, vicepresidente del organismo público. «Hoy inauguramos algo trascendente para las villas de la Ciudad de Buenos Aires, que es la primera obra de conectividad financiada por el Gobierno Nacional donde son los propios pobladores, a través de las organizaciones civiles, quienes van a brindar su propio servicio y, en este caso, en particular sin fines de lucro», detalló.

En cuanto a la situación de la Villa 20 en Lugano, López manifestó que Atalaya estaba brindando un servicio «precario» y, «ahora, con el subsidio de algo más de trece millones de pesos, la conectividad va a ser a través de fibra óptica» en un lapso de 18 meses para aproximadamente 480 accesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.