En una de las últimas medidas políticas del año que culmina, este miércoles el Senado aprobó el proyecto para modificar el importe mínimo del Impuesto a los Bienes Personales, por lo que se convirtió en ley.

De esta forma, y sin la participación de la oposición por la total ausencia del bloque, la iniciativa actualiza el Artículo 24 de la Ley 23.966 y sube de 2 a 6 millones de pesos el monto para tributar por la posesión de objetos de valor, y de 18 a 30 millones de pesos en el caso del pago de un inmueble para vivienda o el abono de un espacio habitacional.

Al respecto de la sesión en la Cámara Alta, el oficialismo no pudo contar con el quórum propio por el caso positivo de coronavirus del parlamentario del Frente de Todos, Guillermo Andrada, pero contó con la asistencia de María Clara del Valle Vega (Fuerza Cívica Riojana), habitualmente aliada a Juntos por el Cambio, partido que se ausentó. Así, la baja del catamarqueño fue suplida por la riojana. «Con 37 votos afirmativos y 1 en contra queda aprobado el proyecto que modifica la Ley 23.966 de Impuesto sobre los Bienes Personales a fin de incrementar los mínimos no imponibles», tuiteó la cuenta oficial del Senado.

Además, cabe mencionar que la ley atribuye el ajuste anual que establece el coeficiente de la variación de Índice de Precios al Consumidor Nivel General (IPC) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) al mes de octubre en relación al mismo periodo del año anterior. Por otra parte, incrementa de 0,7% a 2,25% las alícuotas para bienes en el Exterior.

Finalmente, el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró a través de Twitter que esta medida «progresiva, sostenible y equitativa» exime a casi 131.000 contribuyentes del pago del Impuesto a Bienes Personales y «mejora el sistema tributario argentino».