Etimológicamente, la definición de crisis representa una oportunidad. Y así lo comprende el sistema de Bitcoins, que encuentra nuevas posibilidades de desarrollo en economías como la griega, que atraviesa en el último año una debacle social, política y financiera como nunca antes en su historia.

Otro escenario ideal para los Bitcoins se presenta en economías emergentes que intentan afirmar sus bases y proyectos monetarios en el contexto global. Este podría ser el caso de Argentina. De esta forma, tanto en Grecia y Argentina, con sus correspondientes contextos, la «moneda virtual» busca ser una nueva alternativa.

«El dinero se basa en confianza en el sistema monetario. Y si esa confianza se quiebra, como pasó en Argentina y ahora en Grecia, la situación empuja a la gente a buscar alternativas», asegura Sebastián Serrano, CEO y cofundador de Bitpagos. Si no conocés la empresa, se trata de una plataforma de pagos en Bitcoin que logró trepar a lo más alto del rubro en nuestro país y que ahora se acerca al mercado griego, que actualmente solo cuenta con 10.000 usuarios (aproximadamente, y según Thanos Marinos, director de Cubits, una compañía de intercambio comercial con base en Londres fundada por Tim Rehder, Julian Mautner y Andreas Lehrbaum).

Según relata Serrano, Bitcoin es la gran alternativa al sistema financiero tradicional por ser una red segura, global y sin intermediarios para hallar soluciones comerciales inmediatas en cualquier tipo de usuarios.

Pero Bitpagos no es el único que visualizó este horizonte, ya que Spartan Route, una startup irlandesa, comenzó a utilizar esta moneda para facilitar importaciones y exportaciones con compañías del país helénico.

Finalmente, vale destacar que se lleva adelanta una política concreta para acercar el uso de Bitcoins e impulsarlo como una variante asequible en esta Grecia sumergida en una crisis económica sin precedentes. La iniciativa corre por cuenta de Cubits, quien se vinculó con BTCGREECE para facilitar el uso de Bitcoins para realizar pagos a empresas extranjeras y, además, proyectaron la instalación inmediata de mil cajeros automáticos con tecnología Bitcoin a lo largo y ancho de la nación europea.