El conjunto Xeneize terminó el partido con nueve jugadores pero de todas formas pudo derrotar a Belgrano por 1 a 0. El gol lo convirtió Fernando Gago en el primer tiempo. Así, este triunfo de visitante le permite seguir en lo más alto de la tabla de posiciones.

Parada difícil era la que tenía por delante el equipo de Rodolfo Arruabarrena. El estadio Mario Kempes lució totalmente colmado y con un colorido espectacular. No era para menos, el Pirata sabía que si conseguía un triunfo era una gran chance de acercarse a los equipos de arriba, aunque finalmente no lo logró.

A los 36 minutos, luego de que la defensa celeste quedó mal parada, Boca Juniors lo aprovechó al máximo. Gino Peruzzi desbordó por derecha, tiró el centro atrás y Fernando Gago, que llegaba en soledad y luego de una carambola entre Claudio Pérez y Cristian Lema (que no pudieron despejar la pelota de adentro del área), definió de zurda y vulneró la resistencia de Juan Carlos Olave. El trámite fue siempre parejo y con mucha fricción en la mitad de la cancha, tal fue así que Carlos Tévez tuvo una escasa participación en el primer periodo, más allá de comenzar la jugada que luego culminó con el gol visitante. Sobre el final, con la ventaja del 1 a 0, Boca aumentó su nivel y pudo extender el resultado, pero Jonathan Calleri desperdició una buena habilitación de Cristian Erbes.

En la segunda mitad el conjunto de la Ribera aguantó el partido ante un Belgrano que dispuso de situaciones claras pero que no supo definirlas. Lucas Parodi falló una chance clara a los 13 minutos y en la jugada siguiente Pablo Pérez se fue expulsado por doble amarilla (había llegado a la quinta antes de la expulsión). A los 22′ Boca se quedó con nueve por una imprudente falta de Gino Peruzzi y Diego Abal, el árbitro del encuentro, decidió mostrarle la roja directa. Desde ese momento, los cordobeses tomaron las riendas del partido ante un rival que aguantó en su propio campo y recibió incontables centros en su área, que nadie podía conectar para quebrantar el arco de Agustín Orión. Sobre el cierre, Belgrano estuvo cerca del empate pero el remate de Nahuel Luján salió desviado y Lucas Zelarayán fue por demás de individualista en situaciones que podían haber cambiado la historia.

De esta manera, Boca alcanzó las 40 unidades, mira a todos desde arriba y tiene tres de ventaja sobre San Lorenzo de Almagro y River Plate, sus inmediatos perseguidores.