El Club Atlético Brown, más conocido como Brown de Adrogué, se fundó el 3 de marzo de 1945 y debutó en la Primera C (que era para la época la tercera categoría del fútbol local) al enfrentar a Deportivo Huracán de San Justo. A partir de esa aparición, Brown descendió a la “D” y ascendió a la “C” en varias oportunidades, aunque recién en la temporada 96/97 subió por primera vez a la Primera B Metropolitana.
brown
En la misma, el «Tricolor» enfrentó a equipos como Argentino de Merlo, Ituzaingó, Barracas Central, Deportivo Merlo, Defensores de Cambaceres, Flandria, General Lamadrid y Berazategui. Sin embargo, también enfrentó a Burzaco (clásico de la zona) ganándole por 6 a 0 en su cancha y empatando 3 a 3 en el partido disputado como visitante. De esa manera, fue como Brown se consagró campeón del Torneo Clausura de 1997 y debía enfrentar a Berazategui (campeón del torneo Apertura 96) en una final por el ascenso al Nacional B, partido que perdió. Luego tuvo que disputar un ida y vuelta con Lamadrid, equipo que logró ascender a la segunda categoría del fútbol argentino tras ganarle los encuentros a los de Adrogué.
En 2000 se consagrarían campeones de la temporada 99/00 de la B Metropolitana. Tras este resultado, se enfrentó a Sarmiento de Junín por el reducido que le daría el pase a la B Nacional para hacer historia. A pesar de tener todas las de ganar, los partidos finalizaron 1 a 1 en Junín y  0-1 en Temperley. De esta forma, nuevamente quedó en el camino la ilusión del ascenso.
Sin embargo años, muchos años después, esa utopía volvió a renacer en esta temporada. El sábado 25 de mayo en la última fecha de la Primera B Metropolitana se disputaba la entrada al reducido y quién iba a coronarse con el campeonato. Villa San Carlos fue quien obtuvo el título al enfrentar a Barracas Central, mientras que en semifinales del reducido se enfrentarían Atlanta con Almagro y Platense frente a Brown. En el primer cruce del reducido, finalizó el global 3 a 1 a favor de Almagro y en el segundo cruce concluyó 2 a 2 y se definió en la instancia de penales con un 3-2 que favoreció al «Tricolor». Así, en la final se enfrentarían Almagro y Brown de Adrogué.
brown
En el partido de ida, el domingo 16 de junio a partir de las 11 de la mañana en la localidad del sur de la Provincia de Buenos Aires, el estadio estaba teñido de celeste, rojo y marrón para apoyar al local y marcar un acontecimiento único en la historia del club. Solo bastaron 60 segundos para que el grito ensordecedor de los hinchas del «trico» hagan sentir más cerca la segunda categoría del fútbol nacional. El encargado de marcar el gol fue Oscar Villamayor. A partir de allí, fue todo más sencillo para el local, que buscó en todo momento ampliar la diferencia y, de tanto buscar esa diferencia, llegó a través de un penal de Daniel Franco sobre Bordacahar, aunque fue Martín Fabro quien se hizo cargo de la ejecución. De esta forma, el partido culminó con un 2 a 0 a favor de Brown.
Una semana después del primer encuentro, el domingo 23 de junio en Caseros, se levantó el telón para definir quién ascendería a la Primera B Nacional. Esta vez el estadio del Club Atlético Almagro se tiño de azul, negro y blanco para darle el apoyo necesario a su equipo y lograr dar vuelta la serie. Tan solo 15 minutos pasaron para que Almagro marque y se acerque al objetivo: Juan Peralta fue el encargado de marcar el descuento en el global, que ahora estaba 1-2. Los del sur de la provincia de Buenos Aires estaban viviendo una pesadilla, ya que 6 minutos más tarde el partido se pondría 2 a 0 arriba para los de Caseros. La visita recibió el segundo y duro golpe «en manos» de Ricardo Vera.
De esta forma, el partido de vuelta finalizó 2 a 0 y en el global terminaron empatados 2 a 2. Todo estaba en mano de los pateadores y los arqueros.
brown
En la definición desde los doce pasos, para Brown anotaron Martín Minadevino, Martín Fabro, Cristian Bordacahar, en tanto que los remates de Leonel Unyicio y Gastón Schmidt pegaron en el travesaño. Para Almagro convirtieron Ricardo Vera, Adrián Iglesias y Hernán Lillo, mientras que tres jugadores fallaron sus disparos: Richard Schunke (desviado), Fabricio Pedrozo (atajó José Burtovoy) y Daniel Franco (también lo tapó el arquero). Con el marcador igualado en 3 le tocaba el turno del disparo desde el punto de penal a Oscar Villamayor, que logró convertir el 4-3 y disparó la celebración del momento más glorioso en la historia de Brown de Adrogué.
Las lágrimas de los jugadores y del DT hicieron no solo emocionar a los suyos sino que a los ajenos que estábamos viendo el partido por televisión. Los hinchas de Almagro aplaudieron de pie a sus contrincantes, que hicieron una increíble temporada y coronaron el año al ascender a la Primera B Nacional por primera vez en 68 años de historia. Pero qué mejor que poder contar con el testimonio de un protagonista: Emiliano Ronconi. Es el 4 del equipo «Tricolor» y tuvo un paso anterior por el Club Sportivo Italiano.
¿Cómo se sintieron al entrar al reducido? Fue un momento difícil y con equipos importantes como Platense o Atlanta.
Al entrar fue una emoción muy fuerte, contentos. Entramos en la última fecha, en los últimos instantes y, una vez adentro, nos sentíamos igual que todos, que podíamos jugarle de igual a igual a cualquiera.
Emiliano Ronconi
En el partido de ida contra Almagro, al ver el apoyo de la gente, de los vecinos que estaban haciéndoles el aguante, ¿qué sintieron? ¿Y al ver que iban 2 a 0 arriba?
En una final es importantísimo sentir el apoyo, la alegría y cómo nos apoyó la gente en todo momento. También nos ayudó mucho el gol tempranero y sacar ventaja de 2 a 0 en una final muy apretada es importante, más cuando se sacan diferencias mínimas los equipos, es complicado, y la gente nos ayudó a ganar ese partido.
¿Soñaron con ir a Caseros a jugar una final, terminar empatados en el tanteador y luego ganar en los penales? ¿Se lo imaginaron en algún momento?
No, realmente, en lo personal no me lo esperaba. Habíamos sacado una diferencia importante, para mí, en el primer partido y no estaba en los planes que a los 20 del primer tiempo perdamos 2 a 0, pero bueno, se dio así el partido y con un final como de película, muy emocionantes. La gente sufrió, nosotros sufrimos mucho. Se festejó un poquito más por cómo se dio el final.
En la celebración, en tu caso, ¿cómo sentiste ver la caravana de gente por las calles de la ciudad, ver el centro de Adrogué copado de banderas celebrando el histórico ascenso?
En lo personal no lo esperaba, cuando estábamos con el plantel subidos a la autobomba fue emocionante, se te caían las lágrimas al ver tanta gente a la que uno puede darle tanta alegría, eso fue una emoción.
brown
Y ahora, ¿ya están pensando en lo que van a tener que enfrentar a partir de agosto? Saben que tienen que enfrenar a grandes como Independiente o Huracán.
Primero, en este momento estamos festejando, descansando, teniendo unas merecidas vacaciones. Creo que más adelante, con los que arranquen la pretemporada, recién ahí se va a abrir otro libro y se va a empezar a analizar, entrenar y ver cómo se encara este torneo que es tan importante y, sobre todo, para el club.
Despido a Emiliano Ronconi y recuerdo que comienza otro emocionante torneo que tendremos por delante como es la Primera B Nacional, con dos equipos recién ascendidos que van a jugar por primera vez en la segunda categoría del fútbol argentino frente a moles como Independiente, Banfield o Huracán, entre otros. Desde .cero felicitamos a jugadores, hinchas y simpatizantes de Brown de Adrogué y Villa San Carlos.
Fotos: www.cabrowndeadrogue.com.ar

Deja una respuesta