La tarea no es para nada fácil. Tengo que escribir a continuación una nota periodística sobre Pol Gonzalez y sobre su próxima interpretación.

Foto: Luciana Loop Ferreiro


Nacido en la ciudad bonaerense de Junín, el protagonista de la obra llegó a la Ciudad de Buenos Aires hace casi 20 años. Inmediatamente después de pisar tierras porteñas, su encuentro con Alejandro Dolina marcó para siempre el curso de su carrera. Ya instalado para siempre en la capital, trabajó infinidad de veces con este prócer de la literatura y la radio. Durante el año 1999 fue becado por la Presidencia de la Nación para desarrollarse en la música. De esta manera, continuaba una carrera que no paró de crecer: además de fundar y continuar integrando por casi una década el sexteto vocal Cabernet, Pol compartió escenario en diferentes oportunidades con figuras de la talla de Guillermo Fernández, Horacio Ferrer, Liliana Herrero, Marcela Morelo, Julia Zenko y tantos otros artistas de la música popular argentina, y en el mes de septiembre regresó de Holanda al haber formado parte de la célebre y conocida ópera «Don Giovanni».
Pero en esta oportunidad, el intérprete, quien además tiene un lazo por ser nada más ni nada menos que mi hermano, forma parte de la primera ópera de cámara escrita en lunfardo: «Cachafaz».

Foto: Alejandro Held


La obra del afamado compositor argentino Oscar Strasnoy será protagonizada por Pol Gonzalez junto a Víctor Torres, quien interpretará a Raulito, un travesti. Además, Alejandra Flechner (cómo olvidar su paso por «Cha cha cha») tiene su destacado rol al ponerse en la piel de una agente del orden, es decir, una policía. El libreto original de esta ópera le pertenece a Raúl “Copi” Damonte Botana (apellido ilustre por su abuelo, el fundador del diario Crítica) y se desarrolla en un conventillo. Es una obra muy rioplatense, transcurre en Montevideo, y agrego un detalle que no es menor: está escrita en verso y fue la última obra hecha por Copi.
“Cachafaz” tuvo su estreno en el año 2010 en la “Opera Comique de Paris” con mucho éxito. Y próximamente tendremos la oportunidad de presenciar este espectáculo en el Teatro Municipal General San Martín, en la Ciudad de Buenos Aires, los días 21 y 22 de noviembre en la Sala Casacubierta.

Foto: Alejandro Held


El mundo de Cachafaz, el personaje principal, se centra en su vida privada: su pareja Raulito, los vecinos que no aceptan la elección ni género de los protagonistas y los policías que acuden al llamado del vecindario. No es casualidad que semejante emprendimiento artístico se pueda realizar en el contexto en el que se encuentra hoy la sociedad. Polémica asegurada. El solo hecho de comentar lo que se verá en el escenario y las hipótesis sobre los comentarios de la platea, al menos esbozan una sonrisa en cualquier provocador. Asimismo, la participación del coro dirigido por Mariano Moruja, «Diapasón Sur», es otro motivo para pagar los 50 pesos que valen la entrada… y atenti, porque los estudiantes que acrediten tal condición tienen descuento. Provoca ir.

Foto: Alejandro Held


Precisamente Copi, el autor de la obra, era un provocador. Afirmaba en su universo que Dios era transexual, y en la obra, a los que vienen de afuera, en este caso los policías, se los comen (literalmente). Las interpretaciones son muchas, la provocación es una constante, la crítica es profunda, los sistemas de signos a lo largo de esta tragedia bárbara en dos actos y un verso llamada “Cachafaz” dan por resultante una ópera imperdible, grotesca, en fin, muy rioplatense.