Luciano González, jugador de Los Pumas seven, habló con Punto Aparte mientras se prepara para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

¿Se vive con nerviosismo?

«Sí se vive, obvio, ahora que el plantel es uno grande, ya de 24 o 25 jugadores, siempre están esas competencias internas que está bueno para que el equipo se mantenga en ese nivel y estamos todo el tiempo pensando lo mismo, y creo que es un objetivo que tenemos cada jugador del plantel de llegar a los Juegos Olímpicos y solamente van doce, así que es difícil.»

Lucho se inició en esta disciplina debido a que su padre ya jugaba desde antes que él naciera. «Ya viene de familia, mi viejo jugó mucho tiempo al rugby, terminó jugando en Tablada y de ahí se fue a La Rioja, estuvo entrenando en un equipo de rugby y me tuvo a mí, que soy riojano. De chico me llevaba a la cancha y fue un deporte que hice toda mi vida, creo que me gustó y le seguí metiendo”.

Se podría decir que su padre es su mentor, ya que en algún momento fue su entrenador y es quien le sigue marcando los aciertos y errores después de cada partido, siempre está ahí para el atleta. El deportista reconoció que, sin el apoyo de sus padres, él no habría llegado tan lejos y por eso les regaló la medalla de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. «Ellos decidieron enmarcarla e hicieron un museo en mi pieza, porque yo no estoy nunca. Encuadraron camisetas, medallas de todos los circuitos y las tengo encuadradas ahí en mi habitación».

Su familia es un pilar fundamental en su carrera, saber que ellos van a estar en el público viéndolo jugar es todo lo que necesita antes de salir a la cancha y, entre otras cosas, como el nivel y las falencias del rival, que estudió con su equipo en toda la semana.

Además, nos habló de sus metas. «Mi objetivo de acá a 5 años seria terminar con esto de los Juegos Olímpicos a ver si podría ir, y lo antes posible tratar de ver si podría irme a probar afuera, obviamente jugar con Los Pumas. Me gustaría verme en Los Pumas, creo que es un objetivo que tengo de acá a corto o largo plazo, pero es algo que quiero tener».

En éste último tiempo hubo un revuelo en Twitter por dichos de algunos rugbiers, ¿recibiste algún insulto?

«Sí, la verdad que recibí un par de insultos, no sé por qué, pero bueno, es algo que nos tocó vivir a todo jugador de rugby porque, como pasó en Los Pumas, se vio reflejado en nosotros, pero creo que debemos dar el ejemplo, así como nosotros cualquier jugador de rugby tiene que demostrar los valores para que se vuelva a limpiar el deporte porque es uno hermoso. Creo que te enseña muchos valores y por detalles nos marcó y, lamentablemente, nos toca estar en esta situación».