El 18, 19 y 20 de marzo se realizó FLIPEX, campamento cannábico en Latinoamérica en el Municipio de Tornquist, provincia de Buenos Aires.

El escenario elegido fue el hipódromo, que se adecuó para recibir a campistas nacionales y extranjeros, expositores, especialistas y amantes de la cultura cannábica. Durante los tres días se brindaron charlas, conferencias, debates y talleres en torno al cannabis, legislación, usos y aplicaciones. Además, se brindaron talleres de yoga, masaje, terapias holísticas, pileta libre y shows musicales. Kapanga y Soy Rada cerraron el encuentro que puso a Tornquist en el eje central del turismo cannábico en Argentina.

Para Ale Caporicci, organizador del evento, el camping se generó como un espacio necesario para compartir y sumar experiencias que potencien y den seguridad a cultivadores o pacientes que requiere el cannabis. Tornquist está a la delantera del tema por generar este tipo de eventos y porque durante años desarrolla una cultura cannábica que resiste en medio de una ola de desinformación. El sueño de los organizadores es tener el primer campo cannábico educativo de la Argentina.

Para Lucas Baleix, integrante de Baraca Regional y también organizador de FLIPEX, si la comunidad y el Estado acompaña, el cannabis se puede presentar como una llave hacia una salida laboral, industrial y medicinal.

Democratizar la información, darle valor a la planta en todos sus usos y derribar estigmas fueron el común denominador de expositores y asistentes que intercambiaron experiencias, vendieron sus productos y disfrutaron del evento. Organizaciones sociales y civiles también dijeron presente y compartieron su trabajo y experiencia con los asistentes alentando a cultivar, registrarse en Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN) y hacer valer los derechos como pacientes que necesitan la planta.

El clima y la seguridad del predio acompañó, la gente del Municipio -en su mayoría adultos mayores- asistieron entre sillas y mate a las charlas. Para el intendente Sergio Bordoni, el evento marca un antes y un después en la región y pone en manifiesto la necesidad de brindar espacios seguros de aprendizaje con la planta. «El cáñamo, para un distrito o zona agropecuaria como Tornquist donde a veces pasa mucho tiempo sin llover, es otra salida para los productores agropecuarios y con otro plus más que se le puede dar, por ese motivo, invito a la comunidad a las charlas como una oportunidad de interiorizarse con la planta», recalcó el mandatario durante la inauguración.

Los anfitriones esperaban más campistas, los medios especializados no acompañaron el evento antes ni durante con transmisiones. Quizás el otro año la legislación acompañe esta movida y los periodistas que este año prefirieron el Lollapalooza se rediman a sabiendas que espacios como FLIPEX maduran a la sociedad y ponen en agenda temas tan importantes como el cannabis y su papel en la salud pública argentina.

7 comentarios de “Campamento cannábico en Latinoamérica

  1. Alberto carcamo dice:

    Disculpen, pero el primer campamento cannabico se realizó el 27,28 y 1ero de marzo, en Tierra del Fuego. Salió en la revista thc y en la revista española cannabisworldjournals.
    También participaron las ong provinciales, la cámara cannabica fueguina, 10 bandas, 6 dj y 20 emprendedores cannabicos de la provincia. Fue declarado de interés cultural provincial, el primero en Argentina con esa distinción.

    • Anyela Velandia dice:

      Hola, que bueno saber que este tipo de eventos se replican en apoyo a la comunidad Cannabica y los espacios para aprender. Felicitamos la iniciativa e invitamos a qué nos hagan llegar la información para poder vincularnos y difundir.
      Saludos

    • yanina dice:

      hola,busque informacion sobre esto q decis y no encontre nada. si tenes algo lo podras compartir,. gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.