La comedia y terror son dos géneros que se abrazan en la desgracia, primero por no ser considerados «serios» para un cierto grupo y, después, también -que podría ser un buen argumento para derribar lo anterior- por las dificultades evidentes que existen para realizar buenas películas.

Estos problemas en el cine argentino se acentúan mucho más. Lucía Seles (antes Rocío Fernándes, antes Diego Fernández) reaparece después de presentar películas en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata en 2008. Según la información del catálogo del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), Seles realizó 26 videos y 4 obras de teatro en 2021 y, para sumar más en su carácter prolífico, hay que destacar que presenta otras dos películas en la presente edición del BAFICI: “Weak Rangers” y “Saturdays Disorders”, ambas completan una trilogía con “Smog en tu corazón”.

Esta última es una comedia absurda de personajes, marcada por el ritmo de diálogos dentro de situaciones reposadas que suceden casi todas dentro de un complejo de canchas de tenis. Allí tenemos al dueño del lugar, a una secretaria (cuya función no es muy clara), a un utilero (un amigo del dueño proveniente de San Juan), un contador y una tenista devenida en profesora de tenis como recién llegada. Hay irreverencia formal también en paratextos escritos en spanglish, los cuales funcionan como notas al pie de la realizadora. Otra huella retórica figura en inserts arbitrarios y en un montaje salvaje para momentos de quietud, como así también saltos de eje. Todo esto que puede entenderse como disruptivo, en especial por parte de cierta cinefilia particularmente efervescente, no es tal porque hay varios ejemplos que podrían citarse. ¿Qué despierta en ese sector concurrente asiduo a los festivales semejante entusiasmo al ver, en apariencia, una comedia fresca? Sucedió algo similar en el último Festival de Mar del Plata con “Álbum para la juventud” de Malena Solarz, que despertó una virulenta aceptación como un rayo que atravesó y pereció al final de la edición.

Las películas generan o no una conexión, las que pueden ser tan válidas como los argumentos más macizos, pero en cierta cinefilia hay un ímpetu de utilizar calzadores para meter en la conversación algunas obras destinadas a una duración efímera, y más con postulaciones que destacan cualidades aparecidas en el cine moderno, hace ya casi medio siglo. La novedad de “Smog en tu corazón” no se percibe, no altera ese canon vanguardista ni nada por el estilo. Ni siquiera funciona el chiste por repetición (tan viejo como el cine mismo, casi) de la profesora de tenis que aclara en todos sus diálogos que es tenista. En la rareza y en el carácter prolífico está la característica más luminosa de Seles, si es que pueden considerarse así.

“Smog en tu corazón” de Lucía Seles se presenta dentro de la Competencia Oficial Argentina del 23° BAFICI y cuenta con las actuaciones de Martín Aletta, Gabriela Ditisheim, Laura Nevole, Pablo Ragoni y Ignacio Sánchez Mestre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.