Este viernes 7 de junio empieza la 8° edición de la Copa Mundial de Fútbol Femenino. Se llevará a cabo por primera vez en Francia en nueve ciudades (París, Valenciennes, Le Havre, Rennes, Lyon, Grenoble, Niza y Montpeiller).

La Copa Mundial está integrada por 24 equipos divididos en seis grupos. Clasifican a octavos de final los dos primeros y los cuatro mejores terceros. Además, va a ser el primer Mundial femenino en el que se use el VAR (Video Assistant Referee). Todos los partidos se van a poder ver en DirecTV Sports y los de la selección argentina también los va a televisar la TV Pública.

Una lucha con final feliz

La selección de fútbol femenino de Argentina no jugó desde que terminaron los Juegos Panamericanos de Toronto en 2015 hasta agosto de 2017. Su entrenador, Julio Olarticochea, las dejó para irse a dirigir a los varones en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Quedaron afuera del ranking FIFA.

Parecía que todo iba a cambiar tras la asunción de Claudio Tapia en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), quien dijo que quería ser el “presidente de la igualdad de género”. Y en agosto de 2017, Carlos Borrello obtuvo el cargo de director técnico. Pero en septiembre ellas tuvieron que hacer paro para que les paguen los viáticos (150 pesos en ese momento) para poder entrenar en una cancha de césped natural y dormir en un hotel, en lugar de un micro cuando viajasen.

Posteriormente, en abril de 2018 fueron a disputar la Copa América con tan solo una semana de preparación. En el medio del certamen se enteraron que una modelo presentaba la camiseta junto a Lionel Messi. Aún así, clasificaron al cuadrangular final. Antes del partido, que le dieron vuelta a Colombia, hicieron la pose del Topo Gigio pidiendo ser escuchadas. Quedaron terceras y clasificaron a los Juegos Panamericanos de Lima. En el repechaje contra Panamá, golearon 4-0 a las rivales en un estadio de Arsenal colmado de espectadoras y espectadores. En la vuelta empataron 1-1 y, a pesar de todo lo antes mencionado, Argentina clasificó a la Copa Mundial de la FIFA tras 12 años de ausencias.

Todo eso sucedió en menos de dos años. Desde la participación en la Copa América, la AFA parece haber tomado en serio a la Selección de Fútbol Femenino. En enero, las chicas pudieron hacer una gira por Australia y luego otra por Estados Unidos. El 25 de mayo se despidieron del país con una victoria por 3-1 sobre Uruguay, con goles de Florencia Bonsegundo, Soledad Jaimes y Belén Potassa en el Estadio Juan Gilberto Funes de San Luis.

En Francia ya jugaron dos amistosos contra Long Beach University. Ambos terminaron 2-1 a favor de Argentina. Florencia Bonsegundo y Yael Oviedo marcaron en el primer partido y Mariana Larroquette hizo los dos goles del segundo encuentro.

Volver al mundo

Argentina disputará su tercer Mundial de Fútbol Femenino. Vanina Correa, Belén Potassa, Mariela Coronel y Gabriela Chávez son las únicas futbolistas del seleccionado que ya participaron en uno, además de Carlos Borrello, que también dirigió a la selección en los otros dos.

La que se va a encargar de desequilibrar en la delantera es la capitana Estefanía Banini, quizás la más hábil con la pelota en el pie de Argentina. En esta última temporada estuvo en el Levante (España), después de haber pasado por el Washington Spirits (Estados Unidos) y Valencia (España) y de haber conseguido la Copa Libertadores en el 2012 con Colo Colo (Chile). Adelante también se destaca Soledad Jaimes, la 9 del equipo que este año formó parte del plantel del Olympique Lyonnais (Francia) que ganó la UEFA Champions League.

Otra referente (fue capitana en la última Copa América) es Florencia Bonsegundo, que ahora está en el Sporting de Huelva español y que antes había sido protagonista en las victorias de UAI Urquiza.

En la defensa se destacan las centrales Aldana Cometti y Agustina Barroso. Ambas campeonas de la Copa Libertadores pero con distintos equipos. Cometti celebró en el 2018 con el Atlético Huila, mientras que Barroso lo hizo en el 2017 con el Audax brasileño. Ambas se encuentran en este momento en España, en Sevilla y Madrid CFF, respectivamente.

El debut de Argentina será el lunes 10 de junio ante Japón en el Estadio Parque de los Príncipes a las 13 horas de Argentina. Después se enfrentará a Inglaterra el viernes 14 a las 16 horas en el Estadio Oceane de Le Havre y el miércoles 19, de vuelta en París, contra Escocia a las 16 horas.

El resto del torneo

Estados Unidos es el favorito a vencer en esta edición. Defiende el título que ganó ante Japón por 5-2 en la final de la Copa Mundial en Canadá de 2015. A pesar de no contar con la arquera Hope Solo, de haber pasado por un periodo experimental donde la entrenadora llegó a probar 61 futbolistas y de quejas por recibir menos paga que sus pares masculinos, las norteamericanas cuentan con la mejor delantera de la Copa. Megan Rapinoe, Alex Morgan, Tobin Heath, Mallory Pugh, Christen Press y Carli Lloyd son los nombres que aseguran que no le van a faltar goles al equipo dirigido por Jill Ellis. Está en el Grupo F junto a Tailandia, Chile y Suecia.

Alemania, campeona de todas las Eurocopas desde 1995 hasta la del 2017 (en la que perdieron en cuartos de final con Dinamarca), se ubica en el segundo puesto del ranking FIFA. Además, cuenta con una de las mejores futbolistas del mundo, Dzsenifer Marozsán, autora del gol que le dio a su país la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y campeona de tres Champions League con el Olympique de Lyon y una con el FFC Frankfurt (Alemania). Por estos motivos, las germanas son una de las firmes candidatas a quedarse con la Copa. Estarán en el Grupo B junto a China, España y Sudáfrica.

Como locales, Francia también es una de las favoritas. Con Amandine Henry, Corinne Diacre y Eugenie Le Sommer como estandartes, no deberían tener problemas en pasar el Grupo A que comparte con Corea del Sur, Noruega y Nigeria.

Otras que están en condiciones de tener un gran torneo son Inglaterra y Japón. Las dirigidas por Phil Neville vienen de un tercer puesto en Canadá y de vencer en la final de la She Believes Cup de 2019 a Estados Unidos. Su defensora central, Lucy Bronze, es considerada la mejor en su puesto y fue parte importante del Olympique de Lyon que ganó todo este año. Japón, tras quedar segundas en el Mundial 2015 y obtener la última Copa Asia, busca repetir el primer puesto del 2011. Mana Iwabuchi es la cabeza del equipo. Ambas están en el Grupo D con Argentina y Escocia.

Quedan dos grupos por nombrar: el E lo integran Holanda, Canadá, Camerún y Nueva Zelanda; mientras que el C está conformado por Australia, Italia, Brasil y Jamaica.

Otras futbolistas para observar

La leyenda Marta juega su quinta Copa del Mundo para Brasil y busca superar su propio récord de goles (lleva 15); la delantera australiana Sam Kerr quien, con tan solo 25 años, tiene el récord de goles en la Liga de Estados Unidos y fue la goleadora durante dos temporadas consecutivas; Christine Sinclair, canadiense de 35 años que si hace 3 goles se convierte en la mujer con más goles internacionales en la historia del fútbol femenino al superar a Abby Wambach; y Christiane Endler, arquera chilena figura del Paris Saint-Germain (Francia).

Quien no va a estar presente en Francia es Ada Hegerberg, la primera mujer en ganar un Balón de Oro y cuatro veces campeona de la División 1, la Copa de Francia y la Champions League (esta incluye un triplete suyo en la última final frente al Barcelona). Dejó de estar en la selección de Noruega cuando quedaron eliminadas de la Eurocopa en 2017 y no va a volver hasta que las cosas cambien. Pese a que ese año se firmó un acuerdo entre la Federación Noruega de Fútbol y el sindicato de futbolistas de ese país para que mujeres y hombres reciban el mismo salario, mantiene su postura porque cree que “no es siempre sobre el dinero” sino sobre “actitud y respeto” y que, desde pequeñas, las mujeres tienen que recibir las mismas oportunidades que los varones.

Hecho el repaso previo a la Copa Mundial de la FIFA, esta edición comenzará con el encuentro entre Francia y Corea del Sur a la 13 horas. Con varios partidos con entradas agotadas y casi un millón vendidas, esta podría ser la Copa del Mundo que cambie la historia del fútbol femenino.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.