Una candidatura esperada, a un cargo inesperado. Cristina Fernández de Kirchner anunció, por medio de un mensaje difundido en redes sociales, que será precandidata a vicepresidente acompañando a Alberto Fernández.

“Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula a presidente que integraremos juntos, él como candidato a presidente y yo como candidata a vice en las PASO”, expresó la senadora nacional.

Cristina admitió las diferencias con el exjefe de Gabinete, a quien conoce hace más de 20 años, y recordó que durante la presidencia de Néstor Kirchner “lo vi junto a él decidir, acordar y buscar la mayor amplitud posible. Fueron tiempos muy difíciles, pero estos que estamos viviendo son dramáticos. Nunca tantos y tantas durmiendo en la calle”.

Antes de hacer el anuncio, Cristina Kirchner remarcó que “después de haber sido dos veces presidenta de este país, la expectativa o ambición personal están subordinadas al interés general”.

Durante su mensaje, la senadora criticó al actual presidente Mauricio Macri y sostuvo que la situación de frustración que viven los argentinos se debe a “una estafa electoral que facilitó la llegada de Mauricio Macri al poder” y alertó que un segundo mandato de Macri “sumergiría a la Argentina en el peor de los infiernos”.

Además, la senadora dijo que está convencida de que la fórmula Fernández-Fernández” es la que mejor expresa lo que en este momento la Argentina necesita para convocar a los más amplios sectores sociales y políticos y económicos también”.

“Se va a tratar de tener que gobernar una Argentina otra vez en ruinas, con un pueblo otra vez empobrecido. Está claro, entonces, que la coalición que gobierne deberá ser mucho más amplia que la que haya ganado las elecciones”, manifestó Cristina Fernández de Kirchner y señaló: “Tengo la certeza que nuestro pueblo no espera palabras huecas. Necesita gestos y hechos concretos que den certeza y seguridad a una unidad que comience a ordenarles la vida que con tanta perversidad este gobierno les desordenó en 3 años. Creo que este es el camino”.

Por otra parte, la expresidente remarcó que de ser electa no será posible repetir lo hecho en sus mandatos anteriores, ya que “el mundo está distinto y nosotros también”, pero precisó que la situación actual “es peor que en 2001”.

Cristina también afirmó que asumirá este nuevo compromiso “con responsabilidad y con el convencimiento absoluto que es lo mejor para nuestro pueblo y nuestra Argentina”. “A mis compatriotas que contemplan absortos cómo el Estado cada vez se aleja más del pueblo y solo beneficia a los sectores más poderosos y ricos. A todos y a todas les pido que no se desmayen, que no se resignen. Sabemos y saben que un país mejor no es una utopía. Que un país mejor es posible porque ya lo vivimos, lo acariciamos y lo sentimos”, manifestó.

En el cierre de sus palabras, la senadora indicó que “reconstruir, entonces, un país para todos y todas debe ser no solo nuestro sueño, sino nuestro objetivo. Los quiero mucho a todos y todas. Cuídense mucho”.

Jugada cristinista

A poco más de un mes para el cierre de las listas que competirán en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), la movida de Cristina Fernández de Kirchner sacudió el tablero político. Ahora habrá que ver qué responden el oficialismo y la agrupación de Argentina Federal. En lo que hace al sector PRO de Cambiemos, todavía no hay señales claras y definitivas de si Macri buscará la reelección o pondrá a su otro alfil, María Eugenia Vidal, con las consecuencias de un posible descuido de la provincia de Buenos Aires que esto podría acarrear.

Además de dar una definición, una respuesta en las próximas horas o días significaría entrar en el juego del kirchnerismo y perder el efecto sorpresa de dar una respuesta más cerca de la fecha límite. La otra pata de Cambiemos, el radicalismo, está en pleno debate sobre la reafirmación de Cambiemos o un lanzamiento por separado. Mientras la Convención Bonaerense ratificó la permanencia partidaria a la coalición tras su reunión en Brandsen, falta la Convención Nacional que será el día 27. La provincia más grande le intenta marcar el rumbo a la dirigencia nacional del radicalismo.

A nivel provincial, los 370 convencionales del radicalismo bonaerense ratificaron de manera unánime la pertenencia del centenario partido a Cambiemos y, simultáneamente, fortaleció al titular de la UCR provincial y vicegobernador, Daniel Salvador, en su conducción y para acompañar nuevamente en la fórmula a María Eugenia Vidal en una hipotética reelección de la gobernadora.

La UCR bonaerense emitió un comunicado en el que manifestó que “el triunfo de Cambiemos significó un cambio de época y le permitió al radicalismo recuperar su impronta de partido de gobierno”. También remarcaron que “entre todos pusimos un punto final a la hegemonía de 28 años de un mismo signo político, que dejó a la provincia en una profunda decadencia”.

“El objetivo es fortalecer a la Unión Cívica Radical y Cambiemos Buenos Aires tanto en las ocho secciones electorales como en los 135 distritos (de la provincia). En las secciones y distritos donde no resulte posible alcanzar listas de consenso, se alentará la participación por intermedio de las elecciones primarias”, se indica en el texto del documento.

Por su parte, Salvador señaló que “queremos democracia para siempre” y que la “UCR de la provincia va a apuntalar a la UCR del país para ser un país con futuro, sin pobreza, sin exclusión social y con justicia independiente”. Finalmente reconoció que “falta mucho pero hay que tener convicción” y “hay que trabajar para una Argentina normal, sin gobernantes ladrones”. “Con Cambiemos todos juntos vamos a terminar con el populismo”, finalizó.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.