En el partido inaugural de la Copa América y por el Grupo B, Brasil no dejó dudas y puso en manifiesto que es el gran candidato para quedarse con el trofeo. En Brasilia, goleó 3-0 a Venezuela con tantos de Marquinhos, Neymar y Gabriel Barbosa.

La primera parte fue un monólogo del seleccionado local, que impuso su superioridad colectiva e individual ante el venezolano, que trató de esperar, defenderse y tener alguna chance de contragolpe.

Neymar fue el abanderado de la «Canarinha» y por sus pies pasaron todos los ataques e intentos de su equipo. El jugador del París Saint-Germain, con un magnífico pase, dejó cara a cara a Richarlison, que definió mal ante Joel Graterol en la ocasión más clara de Brasil cuando el reloj acusó poco menos de 20 minutos de juego.

La resistencia de la «Vinotinto» se rompió a los 22′, cuando Marquinhos con un gran recurso técnico (una especie de taco) recogió un rebote en el área, le cambió el palo a Graterol y anotó el primer gol de la Copa América.

Con el correr de los minutos, el local buscó por todos los medios aumentar el marcador, pero falló en los últimos metros con la puntada final. Por su parte, Venezuela mantuvo la idea original e hizo lo que pudo ante la clara superioridad brasilera.

La segunda etapa siguió con la tónica de su antecesora. Brasil continúo desperdiciando chances de gol y su rival intentó sostener la mínima diferencia que (increíblemente) lo mantenía en partido.

A los 19 minutos, Yohán Cumaná tocó en el área a Danilo y el árbitro Esteban Ostojich señaló sin dudar el punto del penal. Neymar definió suave al palo izquierdo de Graterol y estampó el 2-0. Ese gol fue la sentencia del encuentro, el «Scratch» dominó a su antojo el ritmo del encuentro ante un rival que por momentos se descontroló y ni siquiera tuvo la prolijidad de los primeros instantes. En los minutos finales, Neymar desbordó y le sirvió el gol a Gabriel Barbosa, quien definió de pecho y decretó el 3-0 final.

Brasil goleó en su debut aunque hizo méritos para hacer un par de goles más. Quizás, el máximo candidato a quedarse con el trofeo, guardó algunos tantos para lo que resta del certamen.

Formaciones e incidencias

Brasil: Alison; Danilo, Eder Militão, Marquinhos, Renan Lodi; Casemiro, Fred; Richarlison, Neymar, Lucas Paquetá; Gabriel Jesús. Director técnico:  Adenor Bacchi (Tite).

Venezuela: Joel Graterol; Alexander González, Yohan Cumaná, Luis Adrián Martínez, Luis Mago; José Martínez, Francisco La Mantia, Bernaldo Manzano, Junior Moreno, Cristian Casseres; Fernando Aristeguieta. Entrenador: José Peseiro.

Cambios: 45′ Everton Riveiro por Lucas Paquetá (Brasil), 45′ Alex Sandro por Renan Lodi (Brasil),  64′ Gabriel por Richarlison (Brasil), 74′ Sergio Córdoba por Bernaldo Manzano (Venezuela), 74′ Richard Celis por Fernando Aristeguieta (Venezuela), 83′ Edson Castillo por Cristian Casseres (Venezuela), 84′ Vinicius por Gabriel Jesús (Brasil), 84′ Fabinho por Fred (Brasil), 91′ Ronald Hernández por Alexander González (Venezuela).

Goles: 22′ Marquinhos (Brasil), 64′ Neymar de penal (Brasil), 88′ Gabriel Barbosa (Brasil).

Amonestados: 38′ Renan Lodi (Brasil), 64′ Gabriel (Brasil), 68′ Bernaldo Manzano (Venezuela), 75′ Luis Mago (Venezuela).

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay). Estadio: Nacional Mané Garrincha, Brasilia.