Argentina debutó este lunes contra Chile en la Copa América con un empate 1-1. En Río de Janeiro, el seleccionado nacional tuvo un buen primer tiempo pero en la etapa complementaria dejó una pálida imagen y volvió a igualar por tercera ocasión consecutiva luego de ir arriba en el marcador. Otra vez Lionel Messi fue el mejor jugador albiceleste, pero padeció nuevamente la falta de conexión con un compañero y variantes ofensivas en el equipo que comanda Lionel Scaloni.

En los primeros 10 minutos de juego, Chile tuvo mayor posesión de balón y demostró iniciativa en ataque, pero sin sorprender la valla de Emiliano Martínez. Sin embargo, las tres jugadas más peligrosas en el inicio del juego fueron de Nicolás González, quien dispuso de un disparo desde fuera del área que desvió Claudio Bravo, seguida a esa oportunidad cabeceó una pelota que llegó del tiro de esquina y salió al lado del palo, y luego un mano a mano bajo el arco que también detuvo el golero chileno.

Inmediatamente después, Argentina equilibró las acciones y se adueñó del partido. Al promediar el periodo inicial, Jean Meneses construyó una jugada individual en ofensiva y remató cruzado sobre Emiliano Martínez, pero el lanzamiento se fue cerca del segundo palo de Martínez. Nada de todo lo descripto anteriormente importa cuando el seleccionado cuenta con Lionel Messi, porque un tiro libre a los 33 minutos se coló contra la red para abrir el marcador. Nada que hacer para Bravo, testigo privilegiado del golazo del capitán.

Así, sin más situaciones de gol ni acciones por destacar, el primer tiempo se consumió con el triunfo parcial de los dirigidos por Scaloni, de buen nivel futbolístico.

El inicio del periodo complementario tuvo una chance por lado: primero Lautaro Martínez aprovechó un pase en profundidad y un traspié del último defensor trasandino, pero luego el delantero se abrió demasiado sobre la izquierda y la jugada finalizó con un intento de Messi, sin resultado. Luego, una asistencia en profundidad sobre el área tuvo a Eduardo Vargas frente a Martínez, pero el disparo fue contenido por el arquero. De todas maneras, en el siguiente ataque Arturo Vidal quiso rematar pero Nicolás Otamendi se interpuso, Nicolás Tagliafico golpeó al jugador y Wilmar Roldán, con asistencia del VAR, sancionó penal para la «Roja». El propio Vidal se hizo cargo del tiro, que detuvo el arquero con una mano y estampó el esférico contra el travesaño. Pero el rebote le quedó a Vargas para igualar las acciones a los 57′.

Tras la paridad en el score, Chile encontró permanentemente en la banda izquierda de su ataque las vías para vulnerar la defensa argentina. A falta de diez minutos para terminar el match, y con el equipo conducido por Martín Lasarte cargado de confianza y con solidez en sus líneas, Nicolás González dispuso de una oportunidad única (gracias a la asistencia milimétrica de Messi) abajo del arco para anotar de cabeza, pero falló el testazo. Y fue su última participación en el juego porque fue reemplazado por Joaquín Correa.

Así, con una mejor imagen del seleccionado chileno en relación a su par argentino, Chile fue superior en el segundo tiempo y reflotó las fallas de su rival, que suele comenzar ganando los partidos y termina por lamentar ocasiones perdidas, se queda sin opciones para quedarse con los triunfos y, pese al recambio general, no refleja signos de mejora de cara al futuro. Auto denominados «candidato» en cada competencia en la que participa, vale mencionar que el combinado nacional no gana una edición de Copa América desde hace casi tres décadas y pasaron 35 años de la última Copa Mundial.

Por la segunda fecha del Grupo A, el próximo viernes Chile enfrentará a Bolivia desde las 18 horas y Argentina se medirá ante Uruguay desde las 21 horas.

Formaciones e incidencias

Argentina: Emiliano Martínez; Nicolás Otamendi, Lucas Martínez Quarta, Nicolás Tagliafico, Gonzalo Montiel; Leandro Paredes, Giovani Lo Celso, Rodrigo De Paul, Lionel Messi; Nicolás González, Lautaro Martínez. Director técnico: Lionel Scaloni.

Chile: Claudio Bravo; Gary Medel, Guillermo Maripan, Mauricio Isla, Eugenio Mena; Erick Pulgar, Charles Aranguiz, Carlos Palacios, Arturo Vidal; Jean Meneses, Eduardo Vargas. Entrenador: Martín Lasarte.

Goles: 33′ Lionel Messi (Argentina), 57′ Eduardo Vargas (Chile).

Amonestados: 25′ Mauricio Isla (Chile), 30′ Lucas Martínez Quarta (Argentina), 32′ Erick Pulgar (Chile), 35′ Arturo Vidal (Chile), 62′ Lautaro Martínez (Argentina).

Cambios: 67′ Ángel Di María por Giovani Lo Celso (Argentina), 68′ Exequiel Palacios por Leandro Paredes (Argentina), 76′ Benjamin Brereton Díaz por Eduardo Vargas (Chile), 76′ César Pinares por Carlos Palacios (Chile), 82′ Joaquín Correa por Nicolás González (Argentina), 82′ Sergio Agüero por Lautaro Martínez (Argentina), 84′ Enzo Roco por Gary Medel (Chile), 84′ Tomás Alarcón por Arturo Vidal (Chile), 85′ Nahuel Molina por Gonzalo Montiel (Argentina), 93′ Pablo Galdames por Jean Meneses (Chile).

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia). Estadio Nilton Santos, Río de Janeiro.