La selección argentina Sub-20 cayó derrotada ante Corea del Sur por 2 a 1, terminó primera en su grupo y se clasificó a los octavos de final del Mundial de Polonia, instancia en la cual deberá enfrentar a Malí.

La reacción del necesitado

Si bien durante el transcurso de todo el primer tiempo el juego fue equilibrado y ambos equipos se repartieron la tenencia del balón, Corea del Sur tuvo desde el inicio la necesidad imperiosa de ir a buscar una victoria que lo clasifique a la próxima ronda del certamen. Eso lo llevó a adelantarse en campo rival y generó situaciones en las que pudo ponerse en ventaja.

Argentina, por su parte, también se encontró con espacios para prosperar. Lo hizo y contó con una clara posibilidad al promediar la primera etapa en la cabeza de Tomás Chancalay, pero el jugador de Colón no conectó bien su disparo y su remate se fue por arriba del travesaño.

El partido estuvo siempre abierto para que cualquiera de los dos quiebre el cero, y los orientales se mostraron cada vez más cerca de conseguirlo. Primero, Maximiliano Centurión despejó un remate en la línea tras un remate de Cho Youngwook y luego el centrodelantero Oh Sehun conectó un certero cabezazo en el área rival sin marca, para inflar la red. Así fue como Corea del Sur se puso en ventaja, a poco de terminar el primer tiempo.

La ratificación del necesitado

El conjunto de Fernando Batista salió para la segunda etapa al terreno de juego decidido a buscar el empate. Generó varias situaciones en la que pudo llevar peligro al área rival, pero aún sin hacerlo con demasiada profundidad. Nuevamente, Chancalay conectó un cabezazo deficiente a pocos metros del arco rival y eso le dio vida al seleccionado de Chung Jungyongm, que siguió con la misma tónica que supo tener en el primer tiempo y continuó avanzando en ataque.

La selección nacional pecó de ingenua al adelantarse en forma tan desmedida y dejó desguarnecida la defensa, que sufrió el segundo gol coreano en pies de Cho Youngwook, tras anticipar su marca y vencer la valla de Manuel Roffo. El partido se hizo aún más cuesta arriba a la Argentina y su director técnico decidió ingresar al delantero Adolfo Gaich en busca de ganar poderío ofensivo. Y fue el mismo jugador de San Lorenzo de Almagro quien tuvo un claro mano a mano para descontar, pero el arquero Lee Gwangyeon se lo impidió de gran manera.

Sin embargo, el que sí logró conseguir el descuento fue Cristian Ferreira tras ejecutar un remate de media distancia que le picó al arquero y lo complicó para desviar el balón. El jugador de River Plate le dio esperanzas a su equipo para lograr el empate, pero ya no hubo tiempo y el partido llegó a su fin, sentenciando la victoria del conjunto surcoreano y la clasificación de ambos a los octavos de final de la Copa Mundial Sub-20 en Polonia.

Formaciones e incidencias

Corea del Sur: Lee Gwangyeon; Hwang Taehyeon, Lee Jaeik, Kim Hyunwoo, Choi Jun; Kim Hyunwoo, Lee Kangin, Hwang Taehyeon, Jeong Hojin; Oh Sehun, Cho Youngwook. Entrenador: Chung Jungyongm.

Argentina: Manuel Roffo; Marcelo Weigandt, Maximiliano Centurión, Facundo Medina, Francisco Ortega; Santiago Sosa, Aníbal Moreno; Cristian Ferreira, Tomás Chancalay, Ezequiel Barco; Agustín Urzi. Director técnico: Fernando Batista.

Goles: 41′ Oh Sehun (Corea del Sur), 56′ Cho Youngwook (Corea del Sur), 87′ Cristian Ferreira (Argentina). Amonestaciones: 14′ Marcelo Weigandt (Argentina), 19′ Oh Sehun (Corea del Sur), 59′ Aníbal Moreno (Argentina), 71′ Lee Kangin (Corea del Sur), 90′ Jeon Se Jin (Corea del Sur).

Árbitro: Benoit Bastien (Francia). Estadio: Tychy Stadium.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.