Cansados de la rutina y, tras unas lindas vacaciones en Perú, hace unos meses con mi novio decidimos que queríamos empezar a viajar. El primer paso fue elegir la forma: avión, a dedo, en calidad de mochileros o en auto. Después de mucho asesorarnos, decidimos que la Kombi Volkswagen iba a ser la que nos llevara a recorrer América y sería nuestro hogar durante dos años. Fue así como conocimos un mundo nuevo de fanáticos y, por qué no, una nueva familia.
vwDesde que compramos la Kombi, participamos de varios encuentros y este sábado no podíamos faltar al Día Mundial del Escarabajo, donde se festejó el 79° aniversario de su creación.
El evento se llevó a cabo en Puerto Madero y logró una gran convocatoria. Desde las 11 llegaban y se acomodaban los autos y kombis. Más tarde hubo sorteos y los dueños de los escarabajos, kombis y westfalias que llevaron sus preciados vehículos, recibieron una distinción con un diploma por su asistencia.
vwUno de los organizadores del evento, Diego Gorgati, nos contó que este año fue especial, porque fue organizado por todos los clubes VW como Movimiento Aircooled, Mundo Escarabajo, Radiokombinauta, Sumando Volkswagens, Club de amigos de VW, Siempre en Kombi, Argentina Volkswagen Club, VW Westy Argentina, Asociación Amigos del Escarabajo, Vintage Volks Brothers, Solo Kombis y, además, contó con el apoyo de la fábrica Volkswagen Argentina y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Del evento participaron todos los coleccionistas y fanáticos de esta marca, “todos los propietarios de VW escarabajos de todos los años, todos los modelos, todos los estados”, afirmó Gorgati. Para este encuentro, la consigna fue llevar un alimento no perecedero para el comedor Los Carasucias de Mataderos.

Foto: Movimiento Aircooled

Foto: Movimiento Aircooled


Durante el año, estos grupos de fanáticos se reúnen en el Parque de los Niños, en Ciudad Universitaria o en Parque Roca. Allí aprovechan para comprar y vender repuestos, llevarse algún consejo de mecánica, ver y disfrutar de los autos de los demás, conocer nuevos miembros de la familia VW y mostrar sus naves. Diego también nos contó que organizan caravanas a San Pedro o parrilladas en distintas partes de Buenos Aires y destacó la “camaradería que existe entre todos los asistentes”. El encuentro de Puerto Madero terminó de la mejor forma, con una caravana multitudinaria por la ciudad hasta el Obelisco.
Quizás yo no entienda mucho de mecánica ni de autos, pero lo que pasó en el festejo fue más que una reunión de fierreros: fue un encuentro familiar en donde me hicieron sentir como en casa.

Fotos: Lucila Munilla Lacasa