En el comienzo de la novena fecha de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol, San Lorenzo de Almagro derrotó en Vicente López a Platense por 4-2, sumó su tercera victoria al hilo y se metió entre los cuatro primeros del grupo A. Gabriel Rojas marcó uno de los mejores goles de los últimos años en canchas argentinas.

Con orden y pasajes de buen nivel de fútbol, los «Cuervos» lograron un muy buen triunfo ante un rival que lo complicó y que juega bien, a pesar de la posición en la tabla (12° con ocho unidades).

El equipo de Diego Dabove se puso en ventaja pasados los diez minutos de juego por intermedio de Federico Gattoni. Por su parte, Facundo Curuchet respondió para Platense e igualó en un tanto.

A la media hora de juego, Alexis Sabella volvió a adelantar a San Lorenzo. El juvenil remató desde lejos y aprovechó una muy floja reacción del «1» local, Jorge De Olivera. Cuando la primera parte se consumía, Mauro Bogado cambió penal por gol y empardó las acciones en dos tantos. Muy lindos primeros cuarenta y cinco minutos.

El segundo capítulo transitaba un desarrollo parejo hasta que una genialidad lo cambió todo. Normalmente, una habilitación es la herramienta predilecta para destrabar un partido. En este caso no fue así. Gabriel Rojas, en la puerta del área, acomodó el balón con el pecho y ensayó una tijera. ¿El resultado? Golazo. En «mayúsculas». El balón superó a De Olivera y se metió en el ángulo izquierdo. Partido 3-2 y pareció una falta de respeto que no hayan cerrado el Estadio Ciudad de Vicente López tras tan hermosa acción.

En el resto del partido fue Platense el que intentó llegar al empate, estuvo cerca pero no pudo superar la resistencia de los visitantes. Quedó tiempo para un gol más, que tuvo como protagonista a Franco Troyanski y decretó las cifras definitivas del encuentro.