Quilombo reincidente

Pocas cosas me gustan más que leer escándalos de la gente ya de por sí escandalosa. Cuando arrestan a Lindsay Lohan o Amanda Bynes hace alguna frikeada, no sé por qué pero lo disfruto mucho más que el famoso con factor sorpresa. Así que, en este caso, al ser un reincidente en quilombos, se puede decir que se me está cayendo agua de la boca. Parece que lejos quedaron aquellos días cuando Chris Brown trompeaba a Rihanna, cuando iba y venía con Karrueche Tran (nombre de drag queen si los hay), sus infinitas peleas con Drake (por Rihanna) o sus andanzas con el nabo de Justin Bieber.
Chris Brown lo hizo de nuevo. Solo que, en este caso, dejó embarazada a una exmodelo y ahora tiene una hija de 9 meses. Teóricamente, Chris no estaba al tanto de esta situación hasta ahora pero huele un poco a gato encerrado, ya que Nia Gonzalez, la madre de la nena, pertenece al grupo de amigos de Brown y Karrueche. Hay fotos que lo prueban. La noticia es bastante reciente y, obviamente, el «caballero» no quiere dar declaraciones.
Pero la hasta ahora novia de Chris Brown posteó en Facebook un mensaje que dice, más o menos, así: «Escuchen, hasta acá llegué. Le deseo toda la suerte a Chris y su familia». Claramente, la joven de 25 años no quiere saber nada de esta situación.
Todos nos preguntábamos cómo es que esta chica seguía aguantando las paparruchadas de este tipo. Ok, partamos de la base que ella es una x y él tiene bastante guita, pero igual. De todas maneras, esta situación fue la gota que rebalsó el vaso y Karrueche dijo basta.
Estoy convencidísima que el mayor de los problemas es el nombre elegido para la pequeña. Como si no fuera lo suficientemente traumático tener un padre como Chris Brown (Breezy), la pobre infeliz se llama Royalty. Otro dato de color de este escandalete es que la nena, hasta ahora y con sus 9 meses cumplidos, está siendo criada por otro señor. Psicólogo ya.

¿Y Ozzy dónde está?

¿Estarán buscando fama? Posta, ¿cuál es el conflicto de la familia Osbourne? Quizás quieren otro reality. Quién sabe. Lo que sí sabemos es que Kelly Osbourne renunció a «Fashion Police» en medio de un escándalo bastante bobo y ahora, su madre Sharon, se cuelga de la fama de Kim Kardashian.
Todo empezó con un par de fotos bastante graciosas de Kim en el Fashion Week. La mega estrella llevó el mejor accesorio que encontró: su hija. La pequeña North West se portó bastante mal, pataleó y lloró en la mitad de la pasada. Cosas que pasan cuando tu hija bebé es como tu cartera. Y, de esto, exactamente fue de lo que habló Sharon Osbourne. También se metió con las Kardashian y su fascinación con las pieles. Hay que reconocer que a Kim le importa bastante poco PETA (Personas por el Trato Ético a los Animales), ya que se la pasa de evento en evento tapada de pies a cabeza con pieles dignas de Cruella De Vil.
El conflicto acá está en que a North también la hace vestir con pieles y ahí es lo que a Sharon le molesta tanto, llamando a Kim una mujer con «con mentalidad anticuada». La reciente rubia platinada (sí, Kim volvió a sorprender a todos con su radical cambio de look) no salió al ataque de la señora Osbourne. Dudo que lo haga, sobre todo si tenemos en cuenta los comentarios negativos sobre su familia hechos por la ex de Kanye, Amber Rose.

Han Solo está bien

Parece que los años de entrenamiento con el Millennium Falcon sirvieron bastante. Harrison Ford sufrió un accidente, que podría haber sido fatal, en su avioneta. Si bien el actor se encuentra hospitalizado, parece que las heridas no son de gravedad, y esto se lo puede agradecer a sus habilidades como piloto. Recordemos que Han Solo tiene nada más y nada menos que 72 años y estaba volando su avión biplano amarillo réplica de los que se utilizaban en la Segunda Guerra Mundial.
La avioneta tuvo un problema con el motor poco después de haber despegado y no le quedó otra que hacer un aterrizaje forzoso. Su hijo, Ben, posteó en Twitter que su padre es tan fuerte como nosotros creemos que es. Obvio, es Indiana Jones.