Compartimos la percepción de Evo Morales, la inquisición de otro Morales y la carrera por el dólar para llegar cuanto antes a los mil pesos. Estas y otras noticias en el resumen semanal con lo mejor y peor de la política.

Noticias de la Gorra

Semana tranquila en Argentina: piqueteros coparon el centro porteño, caen las acciones, la inflación se volvió a disparar, aumentaron el dólar turista y, como consecuencia, el blue se volvió a disparar. Además, los precios se siguen actualizando. En cualquier momento el que también va a tener que moverse es el Presidente y toda su runfla.

El que ya encontró la forma de terminar con todo este desbarajuste económico fue el gobernador chaqueño, Jorge «Coqui» Capitanich, al proponer una «moneda digital única», que no supo explicar claramente qué carajo es, pero si este gobierno impulsa esta moneda es porque ya encontraron la forma de llenarse de guita con ella.

Otro que tira para delante, pero buscando que entendamos el momento histórico que estamos viviendo, es Aníbal Fernández, que dijo que «Alberto consiguió cosas mágicas para el país y eso debería premiarse». Sí, mágicas: nada por aquí y nada por allá.

Los que aprovecharon a cobrar el aguinaldo y las vacaciones de invierno para dar por cerrado este arduo año laboral son los senadores y diputados, ya que el Congreso entró en receso hasta agosto. Es que rascarse lo huevos y «tonguear» los deja de cama. Ojo que antes de irse de conga hicieron algo muy importante, como distinguir al exfutbolista y camarillero Javier Mascherano, por su compromiso con el deporte. Solo falta que distingan a Darío Benedetto por su aporte a la astrofísica.

Se viene un nuevo quilombo bilateral, ahora con Bolivia, ya que al parecer un ciudadano argentino se la puso en una ruta y como no tenia para pagar los médicos lo dejaron morir, lo que dio el puntapié para una nueva batalla entre progres y fachos. El único que gana es Eduardo Feinmann en La Nación+.

Siguiendo allá por el norte argentino, el que viene re tranqui con el tema de la inclusión y la aceptación de los pueblos originarios es Gerardo Morales y sus amigotes salteños, que aprobaron una ley mediante la cual se prohibirá enseñar idiomas aborígenes y solo se aceptará el español. Viva la Santa Inquisición.

En un nuevo acto de ingenuidad absoluta, el Gobierno Nacional le pide a productores y supermercadistas que retrotraigan los precios al 1° de julio. Dicen que tuvieron que suspender la reunión porque varios de los integrantes, literalmente, se cagaron de la risa.

Finalmente, anduvo el expresidente boliviano, Evo Morales, por la Argentina y, durante una charla en Rosario, tiró una frase un poquito cuestionable: «En Cuba está la mejor democracia. ¿Qué dictadura?». Se ve que el concepto de dictadura que maneja Evo no es el mismo que en el resto del mundo.

Deja una respuesta