Karim Benzema volvió a vestir la camiseta de la selección francesa de manera oficial. El delantero galo disputó 89 minutos en el encuentro ante Alemania por la primera fecha de la Euro 2020 (fue victoria de su equipo por 1-0). Justamente, su último encuentro oficial fue ante los teutones por los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Brasil 2014.

Pasaron 5 años, 7 meses y 5 días desde que gritó un gol con su escuadra (amistoso ante Armenia, donde marcó un doblete). Además, contó con dos oportunidades claras de anotar: la primera fue en su re debut en un amistoso ante Gales, donde falló un tiro penal y el VAR le anuló un gol por posición adelantada.

Su vuelta a “Les Bleus” parecía inviable, porque quien lo había dejado de lado en aquel momento fue Didier Deschamps, actual seleccionador de Francia. Su relación parecía irreconciliable, ya que a pesar del buen momento de Karim en el Real Madrid no lo tuvo en cuenta para la Euro 2016 celebrada en su país y, posteriormente, en la cita mundialista de Rusia 2018. En ambos torneos los galos llegaron a la final y lograron el segundo lugar en la Euro y luego se proclamaron campeones del mundo. Su distanciamiento con la selección se dio por el “caso Valbuena”. Su excompañero Mathieu Valbuena lo acusó de chantaje sobre un video sexual en el que aparecía dicho jugador, y el caso sigue en manos de la Justicia. Finalmente, Deschamps dejó atrás el suceso y no solamente volvió a citar a Benzema sino que lo ubicó desde el inicio en todos los partidos.

El artillero galo volvió a cantar la Marsellesa (himno francés) ante Gales en el primer amistoso de cara a la Euro 2020, donde marró un penal a los 27 minutos del primer tiempo. Seis días más tarde tuvo su segundo partido ante Bulgaria, pero en aquella ocasión abandonó el terreno de juego a los 41 minutos debido a un fuerte choque con un jugador rival. Finalmente, llegó su debut en la Euro y disputó casi todo el partido y marcó un gol, que fue anulado por la tecnología. Una jugada que nació en el medio campo, donde Paul Pogba se la pasó a Killiam Mbappé y este habilitó a Karim que, de cara al arco, no falló pero el VAR ahogó su grito sagrado.

De esta manera, el delantero de Real Madrid, a pesar de años de ausencia, continúa 10° en la lista de goleadores históricos de «Les Bleus» con 27 tantos. La historia aún continúa.