El Vaticano nuevamente arremete en contra de la comunidad LGBTIQ+. El pasado lunes, la institución emitió un comunicado donde dejó en claro que la Iglesia Católica no aprobará ni brindará su bendición en uniones de personas del mismo sexo.

«No es lícito impartir una bendición a relaciones o a parejas, incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo», escribe la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La aclaración tiene lugar debido a que en «algunos ambientes eclesiásticos se están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para uniones de personas del mismo sexo» y «estos proyectos están motivados por una sincera voluntad de acogida y de acompañamiento de las personas homosexuales, a las cuales se proponen caminos de crecimiento en la fe» pero que no pueden convertirse en bendiciones, se sostiene en el comunicado.

Asimismo, se plantea a la comunidad cristiana tratar con respeto y delicadeza a “las personas con inclinaciones homosexuales”.

Cabe recordar que las dudas se suscitaron a partir de los dichos del Papa Francisco meses atrás, quien sostuvo que «los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Lo que debe haber es una ley de unión civil, de esa manera están cubiertos legalmente». Dicha declaración corresponde a una entrevista realizada para la televisión mexicana, que se editó fuera de contexto y corresponde al momento en el cual se trataron las leyes ,en Argentina.

La afirmación “Dios no puede bendecir el pecado” generó una ola de repudio. Por su parte el cantante Elton John se expresó en sus redes sociales de la siguiente manera: “Cómo puede el Vaticano negarse a bendecir los matrimonios homosexuales porque ‘son pecado’ y, sin embargo, felizmente obtener ganancias al invertir millones en ‘Rocketman’, una película que celebra que encontré la felicidad en mi matrimonio con David”, y concluye su publicación con el uso del hashtag “hipocresía”.