Cuando todavía resuenan las dos finales consecutivas perdidas por la selección argentina de fútbol (Copa Mundial Brasil 2014 ante Alemania y la reciente Copa América ante el anfitrión, Chile), el conjunto que dirige Gerardo «Tata» Martino dejó una pálida actuación en el inicio de las Eliminatorias por Conmebol, el camino hacia el mundial en Rusia a jugarse en tan solo tres años.

Con el entusiasmo reducido y la incertidumbre, en simultáneo, que generaba la presentación del equipo albiceleste sin el mejor jugador del planeta, Lionel Messi (lesionado), la decepción se apoderó de los presentes en el Estadio Monumental del barrio de Núñez cuando el árbitro chileno Julio Bascuñán hizo sonar el pitazo final y Ecuador, el rival de turno, se llevaba a casa los tres puntos con una victoria por 2-0 en el comienzo de esta aventura mundialista.

El encuentro mostró sorpresas desde el comienzo, ya que Sergio «Kun» Agüero salió del campo de juego a los 23 minutos por una lesión en el bíceps femoral de su pierna izquierda y en su lugar ingresó Carlos Tevez, quien tomó la posta para comandar el aspecto ofensivo aunque sin resultado. Pero las mayores «sorpresas» llegaron sobre el final: Frickson Erazo y Felipe Caicedo marcaron dos goles en menos de dos minutos (81 y 82, respectivamente) para darle por primera vez en la historia una victoria a Ecuador en tierras argentas. Además, a esto se suma el corte de una racha de 22 años sin derrotas de Argentina en el Monumental por Eliminatorias (la última había sido la inolvidable goleada de Colombia por 5-0).

Ecuador hizo un planteo más inteligente que Argentina y por eso el resultado obtenido se puede decir que es justo. Como pasó en anteriores presentaciones, Martino no supo hallar respuesta a la dinámica del partido. «Hicimos un gran trabajo. Desde el primer minuto intentamos ganar», dijo Antonio Valencia una vez finalizado el partido. El mediocampista del Manchester United, además expresó que «en el segundo tiempo tuvimos más tranquilidad y era lo que nos había faltado en el primer tiempo».

Del lado argentino, la autocrítica no se hizo esperar. Carlos Tevez fue contundente: «Hicimos todo mal, en todas las líneas. Nos vamos tristes, Ecuador nos ganó bien». Además, agregó: «Hay que ser responsables y decir que no se jugó bien. Hoy no hay que hablar nada, cada uno sabe lo que hizo mal y asumirá su error». Por su parte, el entrenador Martino afirmó: «Me cuesta encontrar algún momento bueno. Ecuador nos ha superado en todas las facetas del juego».

Pese a la derrota, si algo se puede rescatar de esta primera presentación es que es el «mejor» momento para cometer errores (por así decirlo), ya que el camino hacia Rusia es más que largo. Por lo pronto, este martes la Selección jugará en Asunción ante Paraguay para dar inicio a la segunda fecha de Eliminatorias (con el arbitraje de Andrés Cunha) y tendrá una oportunidad inmejorable para demostrar que la histórica caída ante Ecuador solamente fue un traspié para reflexionar, levantarse y emprender una campaña que lo vuelva a depositar en el primer plano del fútbol mundial.

Formaciones

Argentina salió a la cancha con Sergio Romero, Ezequiel Garay, Nicolás Otamendi, Emmanuel Mas, Facundo Roncaglia, Lucas Biglia, Javier Mascherano, Javier Pastore, Ángel Di María, Ángel Correa, Sergio Agüero.

Ecuador formó con Alexander Domínguez, Gabriel Achilier, Frickson Erazo, Juan Paredes, Walter Ayoví, Christian Noboa, Pedro Quiñónez, Jefferson Montero, Felipe Caicedo, Antonio Valencia, Miller Bolaños.

Otros resultados

Uruguay también se llevó un gran triunfo de visitante y derrotó a Bolivia por 2-0 con goles de José Cáceres a los 9 minutos de comenzado el juego y Diego Godín (de cabeza) a los 23 de la etapa complementaria.

Por su parte, Chile aportó lo suyo para acentuar la crisis futbolística de Brasil, al vencerlo por idéntico marcador en Santiago. Los tantos de La Roja los convirtieron Eduardo Vargas y Alexis Sánchez, a los 26 y 44 minutos del segundo tiempo, respectivamente.

Además, Colombia cumplió su papel como local y le ganó a Perú también por 2 a 0. Teófilo Gutiérrez abrió el marcador a los 35′ y cerró la cuenta Edwin Cardona cuando se jugaba tiempo de descuento.

Finalmente, Paraguay se encontró con un triunfo inesperado gracias al grosero error defensivo de Venezuela, ya que Oswaldo Vizcarrondo le bajó la pelota de pecho al arquero Alain Baroja pero, entre que el balón quedó corto y la mala salida del guardametas, aprovechó Derlis González y, solo frente al arco, apenas si tuvo que esforzarse en empujarla para decretar el 1-0 visitante a los 39 minutos del segundo tiempo.