En el Parque de los Príncipes, la selección argentina de fútbol femenino empató 3-3 contra Escocia por la fecha 3 del Grupo D de la Copa Mundial de Francia.

Desde un principio, Argentina entró a la cancha con un equipo más ofensivo que contra Japón e Inglaterra. Eso daban a entender los cambios hechos por Carlos Borrello: Vanesa Santana por Miriam Mayorga y Mariana Larroquette por Adriana Sachs. Ruth Bravo pasó de ser volante a jugar en el lateral derecho, Mariana Larroquette y Florencia Bonsegundo iban por las puntas, casi como carrileras, y Estefanía Banini por el centro. La selección estuvo más presente en el campo rival y pudo mantener una presión que dificultó a Escocia en algunos momentos del primer tiempo.

Los ataques más claros de Argentina iban por el lado izquierdo, mediante Bonsegundo, la jugadora que más se destacó contra Escocia. Por ese lado fue la primera llegada de la selección: una gran habilitación de Banini para Bonsegundo que culminó en un centro para Larroquette, cuyo cabezazo pegó en el travesaño. El rebote le quedó a Soledad Jaimes y su remate lo atajó Lee Alexander.

En la jugada siguiente, un avance de Erin Cuthbert por izquierda que atajó Correa. En el rebote volvió a agarrar la pelota la jugadora del Chelsea y tiró un centro bajo que Kim Little convirtió en gol. Pese a ir perdiendo, Argentina no se quedó y siguió atacando, pero le faltó precisión en el último pase.

A tan solo cinco minutos de empezada la segunda parte, un cabezazo de Jenny Beattie hizo que Escocia pasase a ganar por 2-0. Fue un golpe para Argentina, que cedió el dominio durante un largo tiempo a las europeas. Se agrandó la figura de Erin Cuthbert, que complicó a la defensa argentina por gran parte del segundo tiempo. Un remate de media distancia de Leanne Crichton fue atajado por Vanina Correa y el rebote encontró otra vez bien parada a Cuthbert, que no tuvo problemas en marcar el 3-0 que parecía definitivo.

Pero estas jugadoras nunca se dan por vencidas. No bajaron los brazos cuando fueron ignoradas por dos años, cuando tenían que entrenar en césped sintético, cuando recibían solo 150 pesos de viáticos, cuando tenían que dormir en micros, cuando fueron a la Copa América sin tiempo de preparación y no se iban a dar por derrotadas ahora.

La resiliencia para levantarse ante cada golpe se volvió a ver en los últimos 20 minutos del partido. Carlos Borrello hizo dos cambios que marcaron la diferencia en lo que restó del encuentro. Primero entró Milagros Menéndez por Estefanía Banini. Y después, quizás para darle más velocidad y desequilibrio a los ataques, entró la delantera de River Plate, Dalila Ippolito por Soledad Jaimes.

Mediante ellas llegó el primer descuento de Argentina: un pase de Ippolito para Menéndez, que ante la salida de la arquera definió cruzado y puso el 1-3 a los 74 minutos.

Pese a que, por su velocidad y verticalidad, Escocia complicaba y parecía que ya estaba definido el partido, el gol le dio fuerza a Argentina para mantenerse vivas. Cinco minutos después del gol de Menéndez, Florencia Bonsegundo probó con un preciso remate desde el borde del área que no llegó a cubrir del todo la guardameta, pegó en el travesaño y se metió. Ahora la Selección se ponía 2-3.

Ippolito, Menéndez y Bonsegundo movían los ataques de Argentina, que fue con todo a buscar un empate que sabía que las dejaba con chances de clasificar a octavos de final. A los 88′ le cometieron un penal a Aldana Cometti. Penal que fue cobrado gracias a la asistencia del VAR. Florencia Bonsegundo fue la encargada de patearlo y Alexander lo atajó. Pero el VAR volvió a tener relevancia, porque vio que la arquera se había adelantado. En la repetición, Bonsegundo convirtió y marcó el 3-3 que significó una impresionante remontada de las dirigidas por Borrello. Primera vez en la historia del Mundial de fútbol femenino que se empata un 0-3.

Esta selección hace historia y demuestra por qué es necesario seguir apoyando el fútbol femenino en Argentina. Consiguieron su segundo empate en el Grupo D y quedaron en el tercer puesto. Primero terminó Inglaterra con 9 puntos tras ganarle por 2-0 a Japón, que quedó en el segundo puesto con 4 unidades. Finalmente, vale mencionar que para que Argentina clasifique a octavos de final, Chile-Tailandia y Camerún-Nueva Zelanda deberán terminar empatados.

Formaciones e incidencias

Argentina: Vanina Correa; Ruth Bravo, Agustina Barroso, Aldana Cometti, Eliana Stábile; Mariana Larroquette, Lorena Benítez, Vanesa Santana, Florencia Bonsegundo; Estefanía Banini, Soledad Jaimes. Entrenador: Carlos Borrello.

Escocia: Lee Alexander; Kirsty Smith, Rachel Corsie, Jennifer Beattie, Nicola Docherty; Leanne Crichton, Caroline Weir, Lisa Evans, Kim Little, Claire Emslie; Erin Cuthbert. Directora técnica: Shelley Kerr.

Goles: 19′ Kim Little (Escocia), 49′ Jennifer Beattie (Escocia), 69′ Erin Cuthbert (Escocia), 74′ Milagros Menendez (Argentina), 79′ Florencia Bonsegundo (Argentina), 93′ Florencia Bonsegundo de penal (Argentina).

Amonestaciones: 74′ Mariana Larroquette (Argentina), 84′ Erin Cuthbert (Escocia), 92′ Lee Alexander (Escocia). Cambios: 59′ Milagros Menéndez por Estefanía Banini (Argentina), 69′ Dalila Ippolito por Soledad Jaimes (Argentina), 81′ Miriam Mayorga por Vanesa Santana (Argentina), 85′ Sophie Howard por Kirsty Smith (Escocia), 85’ Fiona Brown por Lisa Evans (Escocia).

Estadio: Parque de los Príncipes, París. Árbitra: Hyang-Ok Ri (Corea del Norte).

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.