Este viernes en el Noticero conversamos con Lucía Barrionuevo, enfermera despedida el Día de la Mujer Trabajadora que ejercía sus labores en el Hospital María Ferrer; y Winda Corminola, integrante de la Comisión Directiva del Sindicato de Trabajadores de Enfermería (SITRE).

Precisamente, dialogamos con ambas sobre la medida del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) que cesó en sus actividades a 60 enfermeras y enfermeros. «Entré a trabajar el año pasado en contexto de pandemia al igual que 3.000 trabajadores más para ser soporte en las terapias intensivas en los 34 hospitales de la Ciudad y en diferentes sectores de salud como vacunatorios y Unidades Febriles de Urgencia (UFU). El 8 de marzo me levanté para ir a la marcha por el Día de la Mujer como todos los años, y recibí un mensaje de Recursos Humanos del hospital porque había llegado una notificación del Ministerio de Salud del GCBA y cuando fui me dieron el informe de que había sido desvinculada del hospital. Junto al Muñiz, el Hospital María Ferrer fue uno de los que más pacientes COVID-19 recibió. Me informaron a mí y a una compañera más que habíamos sido desvinculadas, los compañeros de Recursos Humanos no sabían, era una orden ministerial, tenían que despedir 25 compañeras y por eso estaban enojados, tuvieron que poner la cara», detalla Lucía Barrionuevo.

Además, «armamos un grupo de WhatsApp y nos enteramos que despidieron 60 compañeras, del Hospital Santojanni, Rivadavia, Durand, Fernández y centros vacunatorios. Somos 70% mujeres, enfermeras y sostén de familia, no nos avisaron nada y de un día para el otro nos quedamos en la calle, después de trabajar 2 años para esta jurisdicción», agrega Lucía. «Cuando empezamos a averiguar con otros compañeros no lo podíamos creer».

Por su parte, la licenciada Winda Corminola expresa que «en el sector privado también se manejan así». «Al estar fuera de la carrera profesional, con contratos de indigencia y sueldos miserables, poco a poco están quedando sin trabajo, porque no firmaron ningún contrato legal. El GCBA las contrató vía mail y al principio eran esenciales y ahora son descartables».

Audio completo de la nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.