Por cuarto año, y cargado de invitados internacionales, regresa el Festival de Cine Venezolano de Buenos Aires del 19 al 23 de junio en el Cultural San Martín.

El particular acento venezolano ya es algo común en las calles de Buenos Aires. Se han vuelto parte del día a día de la ciudad y con ello sus costumbres, sus comidas, pero muy especialmente su destacado optimismo.

FECIVE, bajo la fachada de festival de cine, en realidad genera una vez al año un espacio de encuentro cultural muy importante en Buenos Aires para la positiva integración de venezolanos y argentinos. FECIVE es una iniciativa independiente para la integración del emigrante venezolano con el público local, que genera vínculos significativos a partir del encuentro artístico y cultural, exhibiendo la más reciente y diversa cinematografía venezolana.

En su cuarta edición, suma actos performáticos argentinos todos los días y trae a seis invitados internacionales de gran nivel, en representación de las películas que el festival trae este año (como una jugadora de fútbol dos veces mundialista con apenas 19 años, o la primera diputada transgénero de América Latina). Por primera vez plantea una temática central: invitarnos a reconocer, integrar y balancear la energía femenina que todos tenemos.

Este año compiten por el premio del público y el premio del jurado argentino 6 largometrajes y 6 cortometrajes. La película “La familia”, ópera prima del director Gustavo Rondón Córdova, recientemente nominada a los Premios Platino, seleccionada para representar a Venezuela en la categoría de Mejor Película Extranjera en los Premios Oscar 2018, será la encargada de inaugurar el festival. La película será acompañada por el cortometraje “Fusilao” de María Laura Reina.

FECIVE es un proyecto voluntario

Ninguno de sus integrantes percibe ingresos por trabajar en él y quienes lo componen donan su tiempo a este evento. Se trata de cineastas, productores, periodistas y otros profesionales de la comunicación, en su mayoría venezolanos, que vieron hace años una oportunidad de hacer un aporte al desarrollo de la cultura aunque estuvieran en un nuevo lugar.

Comenta Gastón Goldmann, fundador y director de esta iniciativa, que “FECIVE nació con la idea de sentir de vuelta qué podíamos aportar al cine y a la cultura venezolana desde lejos, pero en realidad terminó convirtiéndose muy rápidamente en un intercambio entre los dos países que cada año sigue creciendo, y en un gran espejo para que argentinos y venezolanos veamos que nos parecemos más de lo que creemos. Es increíble cómo los argentinos que ven nuestro cine se identifican”. FECIVE se negó a conformarse con una semana, sino que durante todo el año genera encuentros. Ya hace dos años producen ciclos gratuitos de cortometrajes venezolanos y argentinos (en alianza con el Shnit International Short Film Festival) los primeros lunes de cada mes en Caracas Bar, ícono venezolano de la noche porteña.

Pero también trabajan en nuevos proyectos, como un ciclo de documentales venezolanos destinado a universidades de la capital con el fin de abrir el diálogo con los estudiantes de cine y el público joven sobre la situación de ese país, y en conjunto con una importante cadena de cines preparan el primer circuito comercial de cine venezolano de Argentina, que exhibirá algunas de las mejores películas que pasaron por el festival, esta vez en las principales ciudades del país que los venezolanos eligieron masivamente como su nuevo hogar.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.