Luego de las presentaciones del oficialismo y del principal conglomerado opositor nucleado en el kirchnerismo, llegó el momento de los que aspiran a ser la tercera opción para los electores.

De la mano de Roberto Lavagna, exministro de Economía de Néstor Kirchner, y Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta, hizo su aparición Consenso Federal 2030, integrado además por el Partido Socialista y el GEN de Margarita Stolbizer. Es la única agrupación, de las principales, que no confirmó cómo estará integrada la fórmula: si la encabezará Lavagna o Urtubey.

En sentido estricto, ningún binomio está oficializado, ya que eso ocurrirá recién el 22 de junio a la medianoche. Otro dato interesante es que, no oficialmente, pero sí en los hechos, Alternativa Federal dejó de ser una alternativa, al menos con posibilidades. De sus principales referentes uno, Pichetto, se fue con el oficialismo nacional; Massa se alió con el kirchnerismo; Urtubey que se quedó mayormente con el sello conformó este frente con Lavagna mientras que el cuarto representante, Juan Schiaretti, no dio pistas sobre qué hará a nivel nacional, pero todo apunta a que se quedará recluido en su gobernación de Córdoba.

Como es habitual en estos tiempos, la redes sociales fueron el vehículo para los anuncios. Urtubey escribió: «La mayoría de los argentinos necesita y reclama un espacio electoral que sea una alternativa superadora que les permita comenzar un camino de crecimiento, de justicia social y de unión para salir de la tremenda crisis que afecta a nuestra industria, a nuestras pymes y, fundamentalmente, al pueblo», y explicó que la unión de distintas fuerzas en Consenso Federal 2030 busca ofrecer «una alternativa posible a la pretendida polarización entre Macri y Cristina». «En momentos donde priman los proyectos personales por sobre las convicciones, es más necesario que nunca tener actitudes generosas y democráticas que estén a la altura de las circunstancias», señaló, y remarcó que es «imperioso» terminar con «la grieta que tanto daño ha causado».

Por su parte, Lavagna remarcó que la conformación de la fórmula se resolverá la próxima semana y que «la demanda de esa tercera vía estaba, lo que venimos haciendo es construir una oferta creíble» y es a lo que aspira este frente de terciar entre el kirchnerismo y Cambiemos.

En un comunicado, Consenso Federal 2030 señaló que «la mayoría de los argentinos necesita y reclama un espacio electoral que sea una alternativa superadora que les permita comenzar un camino de crecimiento, de justicia social y de unión para salir de la tremenda crisis que afecta a nuestra industria, a nuestras pymes y, fundamentalmente, al pueblo».

Lavagna y Urtubey «decidieron unificar las diferentes fuerzas políticas que integran sus espacios creando Consenso Federal 2030 y presentarse a las elecciones trabajando juntos, concentrando sus esfuerzos en la construcción de una alternativa posible a la pretendida polarización entre Macri y Cristina», indica el texto.

Por último, se menciona que «en momentos donde priman los proyectos personales por sobre las convicciones, es más necesario que nunca tener actitudes generosas y democráticas que estén a la altura de las circunstancias. Consenso Federal propone un camino de transformación que hoy resulta imperioso para la Argentina y el bienestar de sus habitantes, dejando atrás, de una vez y para siempre, la grieta que tanto daño ha causado».